Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Política

Rodríguez refuta declaración de embajador John Feeley

Caso de joven panameña asesinada

Rodríguez refuta declaración de embajador John Feeley
La carta fue entregada a la Embajada de EE.UU..

Rogelio Rodríguez, padre de Vanessa Rodríguez, refutó mediante una carta las declaraciones del embajador estadounidense en Panamá, John Feeley, quien aseguró que hubo transparencia en el juicio contra Omar Vélez Pagán, asesino de la joven panameña.

En la misiva enviada por Rodríguez el 16 de diciembre, con copia al presidente electo, Donald Trump, a los gremios de abogados y los medios de comunicación, el padre pide a Estados Unidos no hacer justicia selectiva.

Advierte, además, que todavía espera el fallo de la Corte Marcial con sus respectivas firmas, sellos y membretes.

El padre de Vanessa reconoce que lo único correcto en el proceso fue el trabajo de los fiscales estadounidenses; sin embargo, condena el actuar del Gobierno de Barack Obama en los últimos meses, al negarse a pagar las afectaciones causadas.

‘No hay dinero que me devuelva a mi hija, pero deben tomarse en cuenta factores como daño moral, sufrimiento, tiempo de productividad que le restaba a mi hija, gastos fúnebres reales', enumera Rodríguez.

‘Es indignante que en defensa de Vélez Pagán solo digan que él golpeó un par de veces en la cabeza a mi hija y que por esa razón no contemplan las afectaciones de forma seria y ajustándose a lo que han pagado en casos similares', cuestiona Rodríguez.

En la misiva, el también abogado acusa a la embajada norteamericana de guardar silencio y encubrir al soldado que asesinó e intentó enterrar a su hija.

Afirma que las autoridades diplomáticas estadounidense en Panamá ‘no permitieron que Panamá revisara el vehículo de la Embajada, aduciendo que tenía inmunidad diplomática.

‘En el vehículo se encontraba la cédula de mi hija y sus pocas pertenencias', acota, para argumentar la falta de transparencia en el proceso.

Rodríguez reprocha que se sacó del país a Vélez Pagán sin formularle cargos, lo que finalmente se logró gracias a los grupos de apoyo a las mujeres, ante el limbo de información en que mantuvieron el hecho.