Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Política

Cuando la criminalidad tiene rostro de mujer

El 65% de 917 privadas de libertad están acusadas de delitos relacionados con drogas.

Cuando la criminalidad tiene rostro de mujer
Actualmente, hay 917 mujeres privadas de libertad..

Las drogas se mantienen como el factor fundamental para introducir a las mujeres al oscuro mundo de la delincuencia. Las estadísticas del Ministerio de Gobierno y Justicia (Mingob) indican que 1,090 mujeres permanecían privadas de libertad, en 2015.

En 2016, la cifra aumentó en 70 casos, para alcanzar las 1,164 detenidas. Hasta octubre de 2017, hay 917 mujeres en las cárceles femeninas. El 65% de los casos por los que están acusadas estas mujeres son relacionados con delitos de drogas. Así lo señaló el Ministerio de Gobierno (MIngob).

La posesión de drogas representa el 50% de los casos que lleva a las femeninas a las cárceles.

La participación de las mujeres dentro de la delincuencia organizada se hace más coyuntural en el delito de tráfico de drogas. ‘Las otras conductas delictivas tienen una incidencia que responde a otros factores multicausales que hacen que las féminas se conviertan en delincuentes', explicó el criminólogo Marco Aurelio Álvarez.

Las mujeres, según Álvarez, delinquen más por un mecanismo de defensa para sobrevivir que por una conducta criminal patológica. ‘Ella es la que lleva la carga de los hijos cuando el marido abandona el hogar', añade.

Otras veces mujeres son arrastradas y usadas por sus parejas a este oscuro mundo. ‘Ellas son usadas como mulas y miran en ese negocio una manera fácil de ganarse la vida', dice el especialista.

MUJERES EN LAS CÁRCELES

Las cifras de mujeres detenidas en las cárceles superan los mil

65% de las mujeres detenidas en las cárceles panameñas están acusadas por delitos relacionados con drogas.

70casos más de privadas de libertad fueron reportados durante el 2016, en el Sistema Penitenciario.

50Por ciento de los casos de drogas que llegan a las cárceles de mujeres son posesión de sustancias.

917 mujeres hay en las cárceles panameñas hasta el mes de octubre de 2017, según cifras el Ministerio de Gobierno.

Las mujeres también se ven envueltas en el mundo de las drogas cuando practican la prostitución y se mezclan con hombres que se dedican a la vida delictiva. ‘Para ganar un poco más de dinero se prestan para mulas', explicó el criminólogo.

Otro factor que favorece la criminalidad femenina es el ambiente donde vives. Si habitas en una zona donde operan bandas delictivas y donde la droga supone una oportunidad para conseguir dinero, el delito se convierte en algo ‘normal'.

El criminólogo enumeró otra serie de situaciones que hace vulnerable a las mujeres a estos delitos. Entre ellos señala el abandono de estudios, el embarazo adolescente, la violencia de género y las uniones precoces.

La posesión y tráfico de droga viene ligados al delito de pandillerismo. En ese sentido cada día son más las mujeres que ingresan a las pandillas. En Panamá, hay 158 pandillas operando. Detrás de cada muchacho pandillero existe una mujer, según los estudios de Álvarez.

Las muchachas que ingresan a las pandillas deben cumplir con un ritual de iniciación que por lo regular se trata de una peligrosa misión de espionaje. Las camadas es una de esas actividades de espionaje cuenta Mely. Es cuando una joven enamora a rivales y los saca de sus áreas para llevarlos a sitios donde no tienen protección. Así ganan sus primeros puntos en este mundo oscuro. Un estudio denominado Personas privadas de libertad por delitos de droga en Panamá financiado por la Unión Europea establece que el delito de compraventa de drogas se sanciona en el 100% de los casos con penas de prisión., el tráfico, un 95%; y posesión un 62%.