Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Política

Martinelli espera que su partido no se arrepienta de haberle desbancado

Martinelli acusa a Roux de ser un aliado del actual mandatario, Juan Carlos Varela, que fue vicepresidente y canciller durante el pasado Gobierno

El expresidente panameño Ricardo Martinelli, detenido en Estados Unidos con fines de extradición por supuesta interceptación de comunicaciones privadas, dijo hoy que espera que los militantes del partido que fundó hace dos décadas no se arrepientan de haberle apartado de la presidencia del mismo.

El excanciller Rómulo Roux derrotó holgadamente a Martinelli en las elecciones celebradas el domingo para renovar la presidencia y la junta directiva del opositor Cambio Democrático (CD).

"Espero que no se arrepientan de votar por Rómulo (Roux) como muchos se arrepienten hoy de haber votado por (el actual presidente panameño Juan Carlos) Varela", indicó el exmandatario en un mensaje escrito a mano desde la prisión federal de Miami (EEUU) y divulgado por redes sociales.

En la misiva, que fue distribuida en las redes sociales por su portavoz, Luis Eduardo Camacho, Martinelli aseguró que los militantes que votaron por Roux para la presidencia del CD no le fallaron a él sino "a los propios miembros del partido y a todo el país".

El expresidente también agradeció el apoyo de su familia y de sus amigos "más leales" y prometió que "juntos vigilaremos que la oposición esté garantizada en Cambio Democrático".

Más información

Prevén ruptura de Cambio Democrático si gana Rómulo Roux

--------------------------------------Alianza de Roux y los diputados rebeldes se impone en el CD

La facción de Roux, que se impuso sobre Martinelli por 1.486 votos sobre 860, controlará la mayoría de los 15 cargos de la nueva junta directiva del partido, que con 25 diputados es actualmente la segunda fuerza en el Parlamento panameño.

Martinelli acusa a Roux de ser un aliado del actual mandatario, Juan Carlos Varela, que fue vicepresidente y canciller durante el pasado Gobierno y aliado electoral del CD hasta 2011.

El expresidente panameño se encuentra detenido en una prisión de Miami desde el pasado junio a la espera de que el Departamento de Estado de EE.UU. decida sobre su extradición a Panamá por presunto espionaje político a un centenar de personas y malversación de fondos públicos.

Un juez federal de EE.UU. consideró el pasado 31 de agosto procedente la extradición de Martinelli, a quien la Justicia panameña quiere procesar por presuntamente haber interceptado las comunicaciones de 150 personas, mientras fue presidente entre 2009 y 2014.

Martinelli, que denuncia que es víctima persecución, abandonó Panamá el 28 de enero de 2015, el mismo día en el que el Supremo panameño abrió la primera de la media docena de causas penales que actualmente hay en su contra y, tras pasar unos meses en paradero desconocido, se estableció en Miami