La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Política

La mujer en el deporte y sus aspiraciones a la dirigencia

La primera mujer que participó en la maratón de Boston, una de las más famosas en el mundo, fue Katherine Switzer

La mujer no solo cumple con su rol de mujer y de profesional; en múltiples ocasiones se destaca en el deporte y, con ello, pone en evidencia qué tan alto y lejos puede llegar en su desempeño físico.

Este artículo no hablará de las diferencias que existen entre géneros, más bien hablará de lo que ha pasado con el sexo femenino por desear desempeñar roles deportivos en Panamá.

La primera mujer que participó en la maratón de Boston, una de las más famosas en el mundo, fue Katherine Switzer, quien se inscribió con las iniciales de su nombre para pasar desapercibida en el listado de la inscripción de la carrera.

Ver las imágenes de la competencia en las que se captó cuando el organizador de esta competencia la jalaba por un brazo para que dejara de correr, alegando que la carrera no era para una mujer, me impactó.

Pregunto: ¿Si ella no se hubiese atrevido esa mañana fría a romper con ese paradigma, hoy en día las mujeres hiciéramos maratones? No lo sabremos, pero lo que sí es cierto es que mujeres como yo tratamos de conseguir lo que ella logró hacer: que cinco años más tarde incluyeran participación femenina en la Maratón de Boston.

Ahora queremos no solo hacer deporte con igualdad, sino también dirigir el deporte de la misma manera.

En el artículo que publica la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) sobre el Día Internacional de la Mujer, en el cual usa la imagen de la campeona mundial venezolana Yulimar Rojas, el británico Sebastian Coe, su actual presidente, menciona la paridad que existe en las competiciones y en las premiaciones, pero admite que no pasa lo mismo en los cargos.

‘Pero la IAAF reconoce que queda mucho trabajo por hacer', dice al tiempo que recuerda la introducción en 2016 de cupos femeninos en su constitución para asegurar la presencia de la mujer en todos los niveles de gobierno.

En la actualidad hay seis mujeres en su Consejo Directivo (de 26 miembros) y según la aplicación de los cupos, en 2027 la representación femenina alcanzará el 50 por ciento.

En Panamá, hay muchas mujeres trabajando por el deporte en roles directivos y científicos, administrativos, sin embargo, los cargos no siempre son respetados y seguimos siendo minoría.

Aspiramos a que todas las Federaciones Nacionales e Internacionales se acojan a los reglamentos del Comité Olímpico Internacional (COI), el cual creó la ‘Comisión de la Mujer en Deporte'.

No solo en papeles queremos registrarnos, queremos ser voz y votos en las acciones y decisiones para demostrar el buen desempeño que puede ejercer la mujer en el deporte.

Antes de postularme a presidenta de la Liga Provincial de Atletismo de Panamá habían ciertos miedos en mi cabeza, pues en el atletismo no conocía ninguna presidenta de liga provincial y no ha habido ninguna presidenta de Federación.

No ha sido fácil, lo admito, pero no es algo que una mujer no pueda llevar adelante. Tenemos capacidades de administración por naturaleza, velamos por la seguridad de nuestros atletas, además de tomar decisiones objetivas.

Somos buenas en temas de organización.

En la actualidad, nuestro país cuenta con presidentes de federaciones nacionales y miembros del Comité Olímpico de Panamá de sexo femenino, demostrando que en el rol gerencial la mujer tiene altas capacidades.

Se han realizado eventos nacionales e internacionales con mucho éxito; organizados y ejecutados por mujeres.

Podemos, por ejemplo, mencionar: Panamericanos de Judo, Preolímpicos, Clínicas Deportivas, Festival de Marcas, Congresos deportivos, seminarios, talleres y, por último, pero no menos importante, el Festival de Atletismo para la Mujer, que se realiza el 24 de marzo en conmemoración del Mes de la Mujer, organizado por la Liga Provincial de Atletismo de Panamá, la cual dirijo.

Quisiera terminar este artículo dándole gracias primero, a Dios, por todas las oportunidades que he tenido en la vida, además a aquellas personas que sin mucho esfuerzo comprendieron que por ser mujer o joven no significa que no se tiene la capacidad para trabajar algún cargo deportivo gerencial y me brindaron ese apoyo en los momentos justo cuando dices: ‘ya no puedo más', porque sí, como lo dije: ‘no es fácil, mas no imposible'.

PANAMÁ