La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Política

Votación en la Asamblea, el choque entre la tradición y la tecnología

Una de las propuestas para modificar el Reglamento Interno de la Asamblea es que se elimine el voto de asentamiento y el voto secreto, para estandarizar el voto nominal y electrónico. La Asamblea tiene la herramienta desde hace doce años

La transparencia es el gran talón de Aquiles de la Asamblea Nacional. El Legislativo este año recibió una ola de cinco independientes –y jóvenes– que piden que las cosas se hagan diferentes. Tradicionales prácticas como votar ‘a golpe de curul' están causando escozor en una sociedad cada vez más presta a cuestionar y pedir rendición de cuentas a sus funcionarios.

En ese contexto, el enfrentamiento entre el diputado independiente por San Miguelito, Juan Diego Vásquez, y Roberto Ábrego, diputado por el Partido Revolucionario Democrático y presidente de la Comisión de Credenciales , la semana pasada en esa comisión cuando Vásquez pidió que se discutiera su propuesta para modificar el Reglamento Interno, asemejó un choque de trenes entre la tradición, el ‘como se ha hecho siempre', y la tecnología, o como ‘se debería hacer'.

Ábrego pidió en ese momento que los diputados de la Comisión votaran. Vásquez obtuvo cuatro votos a favor de su propuesta contra tres que la rechazaron. Ábrego pidió que se presentara por escrito y la situación devino en el momento que capturaron todas las fotos y videos.

Pero aunque el diputado Ábrego tenía razón, ya que el artículo 105 del Reglamento Interno actual detalla que para que un diputado altere el orden del día debe presentar una propuesta escrita y firmada por al menos cinco diputados, lo que evidentemente no pasó, según los videos difundidos.

Pero más allá de la forma, el fondo, el voto de los diputados, es el que está en la mira desde hace algún tiempo. Entre ‘camarones', como el de la derogación del contrato entre el Estado y el puerto PSA Panamá International Terminal, que fue introducido en un artículo sobre la apertura de empresas y venta de licor en zonas residenciales, entre muchos otros de los cuales se han enterado los ciudadanos a través de medios de comunicación cuando fueron aprobados y convertidos en leyes.

Agrupaciones como el Movimiento Independiente (Movin) también han criticado con vehemencia la ‘poca transparencia' con que votan los diputados. Si bien existe la posibilidad de que los mismos diputados pidan el voto nominal, esta no es la práctica común. Y la mayoría de los debates legislativos culminan en votaciones ‘a golpe de curul', con lo que la ciudadanía no puede atribuir a ciencia cierta cómo votó cada diputado en determinada propuesta. Tampoco existe un registro histórico de los votos de los diputados, información que permitiría al electorado tener un perfil más claro de los principios e ideologías de cada uno.

Incluso a un grupo de jóvenes se le ocurrió registrar los votos de los diputados en cada sesión del Pleno, y los que pudieran en cada comisión legislativa. José Benítez, creador del proyecto ‘Diputado, Tu Empleado', piensa que el voto ‘a golpe de curul' es una práctica prehistórica ‘que no nos merecemos los votantes panameños'.

Pero la propuesta de modificación de las reglas internas de la Asamblea, que aunque la abandera el diputado independiente Juan Diego Vásquez, también incluye a otros diputados: Tito Rodríguez, Julio Mendoza, Adán Bejarano Ríos, Luis Eduardo Carles, Génesis Arjona, Itzi Atencio, Héctor Brands, Gabriel Silva, Raúl Hernández, Edison Broce, Kayra Harding, Ana G. Rosas y la diputada suplente Karen Gutiérrez.

La propuesta de modificación es de 59 artículos, pero los medulares se centran en aumentar la transparencia y la rendición de cuentas. Los más importantes son:

1. Que se omita la exigencia a los diputados de vestir de blanco en las sesiones de instalación y plenarias. Este artículo fue cuestionado cuando la diputada Petita Ayarza, la primera mujer guna en ganar una curul, anunció que iría con su vestido de mola, como tradicionalmente viste. El nuevo artículo dejaría sentado que durante todas las sesiones plenarias, los diputados asistirán con traje de calle y que aquellos que representen las comarcas, tendrán el derecho ‘inalienable' de vestir sus atuendos autóctonos de pueblos originarios, ‘guardando siempre el decoro y respeto necesario'.

2. Establece la retención de salario para los presidentes de las comisiones hasta que cumplan con el informe escrito que deben presentar anualmente al concluir el ciclo de sesiones ordinarias.

3. Se adiciona un artículo en donde la Asamblea podrá proponer leyes sobre asuntos relativos a la defensa nacional, la seguridad pública y al Cuerpo de Bomberos de la República, el consumo de drogas, el narcotráfico, el lavado de dinero proveniente del narcotráfico, sobre normas criminológicas y sobre los estamentos de la fuerza pública.

4. También se incluye un artículo para descontar el día de trabajo al diputado o diputad que no asista al Pleno y que no haya presentado una solicitud de licencia previa. En el Reglamento Interno actual el descuento solo se aplica ‘cuando la Asamblea no sesione por falta de quórum'.

5. Las actas de las sesiones ordinarias de las comisiones permanentes serán discutidas y aprobadas en la sesión ordinaria siguiente, y una vez aprobadas, deberán ser publicadas en la página web de la Asamblea Nacional, en un plazo no mayor de 24 horas. Dichas actas contendrán la lista de asistencia de la sesión correspondiente. También plantea el descuento del día laboral al diputado ausente sin licencia previa.

6. La nueva propuesta elimina el voto por asentamiento, que es el que realizan los diputados alzando la mano o golpeando la mesa cuando el presidente de Asamblea pregunta si se aprueba o no lo que se discute. También descarta el voto secreto que pueden solicitar los diputados actualmente. Con el nuevo reglamento, de aprobarse, sólo tendrían dos opciones: el voto electrónico o la votación nominal, que es en base al llamado de cada diputado y queda registrado su voto en el acta.

7. Luego de la aprobación del voto de censura, como lo establece la Constitución Nacional en su artículo 161 numeral 7, el Ministro o la Ministra de Estado que haya recibido el voto de censura deberá poner su cargo a disposición del Presidente de la República en un tiempo no mayor de 10 días, según la nueva propuesta.

La ironía de la sesión en la que se enfrentaron ambos diputados fue que la votación se realizó.

El voto que se botó: un sistema de votación electrónica que no se usa

HERRAMIENTA

La Asamblea Nacional adquirió un sistema de votación electrónica en abril de 2007, durante el mandato del perredista Martín Torrijos y cuando su copartidario Elías Castillo presidía la Asamblea Legislativa.

El sistema costó $151,100 y fue comprado a Compañía Alfaro (Distribuidora Musical S.A.) tras descalificar a los otros dos oferentes (Grupo Simplex y E-Business) por no cumplir con la carta de garantía del fabricante y la certificación ISO-9001.

Incluso, como reseñan los documentos extraídos de PanamáCompra bajo el número de licitación 2007-0-01-0-08-LV-000111, durante el proceso se hizo una adenda para cambiar el término ‘mantenimiento' por ‘garantía', eliminando así la frase ‘...de Cumplimiento y mantenimiento', que estaba originalmente en el pliego de cargos.

Posteriormente, en diciembre de 2007, ahora bajo la presidencia de Pedro Miguel González, la Asamblea compró a Smart Group Panama equipos para el sistema de votación electrónica por $998.55. Entre ellos DVD combos, 200 pies de cable RG-6, conectores, controles infrarrojos, módulo e TV además de la mano de obra.