Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Política

Prevén un segundo periodo legislativo tenso y conflictivo

Para el analista político Edwin Cabrera, las diferencias en el PRD se están reflejando en la gestión de gobierno tanto desde el Ejecutivo como desde el Legislativo

Muchas son las expectativas de lo que será el segundo periodo de sesiones ordinarias que se instala hoy en la Asamblea Nacional, justo en el inicio del segundo año de gestión del presidente Laurentino Cortizo, en medio de una crisis sanitaria y económica generada por la pandemia de covid-19 y de divisiones a lo interno del oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Hoy se instala el segundo periodo ordinario de sesiones 2020-2021.Archivo | La Estrella de Panamá

Aunque para algunos sectores de la sociedad civil en este segundo periodo de la Asamblea habrá más de lo mismo, otros advierten de un periodo tenso y conflictivo.

Para el politólogo Richard Morales, la agudización de las divisiones a lo interno del PRD, una pugna por la repartición de espacios en el Estado y el control del partido, indican que tendremos un periodo legislativo tenso y conflictivo, con las facciones desplazadas del PRD chocando con el Ejecutivo y los diputados alineados.

“En la medida en que nos acercamos a las elecciones del CEN del PRD, estas disputas se intensificarán, abriendo una disyuntiva, donde o el Ejecutivo está dispuesto a negociar concesiones significativas a estas facciones para aplacarlas, o intenta imponerse por la fuerza usando los recursos del Estado”, precisó.

Al respecto, el analista político Edwin Cabrera consideró que las diferencias a lo interno del PRD se están proyectando en la gestión de gobierno, tanto desde el Ejecutivo como desde el Legislativo.

En tal sentido, indicó que habrá que saber primero si se han puesto de acuerdo a lo interno del PRD, para establecer si el Ejecutivo refleja algún tipo de control sobre la totalidad de su bancada.

“Ellos no han podido divorciar los problemas internos del PRD de la gestión de gobierno para el país, y el país es el que está pagando los platos rotos”, precisó Cabrera.

Destacó que el hecho de si habrá o no más o menos voces críticas del Legislativo hacia al presidente Cortizo, es una de las grandes expectativas que hay frente a la importancia que tiene el Ejecutivo de presumiblemente pasar a una agenda de debate para salir de la crisis.

“Una vez más el liderazgo del presidente Cortizo va a quedar a prueba a partir de hoy, primero de julio, y que los pueda disuadir (no con prebendas) de una agenda legislativa en función de las necesidades que el país tiene”, enfatizó.

En cuanto a la labor legislativa en este nuevo periodo, Cabrera sostuvo que cuando en la Asamblea se da una reelección “es porque lo que viene es más de lo mismo o cuidado que peor; a eso póngale la firma, eso es un hecho cierto”.

“Yo no tengo ninguna expectativa, las reelecciones en la Asamblea ocurren porque la fiesta fue buena y supuestamente si hay reelección, la fiesta va a ser mejor”, precisó.

En la votación para la escogencia de la nueva junta directiva de la Asamblea, el oficialista PRD promueve la reelección del actual presidente del Legislativo, el diputado Marcos Castillero, mientras que para la primera vicepresidencia será postulada la diputada Cenobia Vargas; y para la segunda vicepresidencia el aspirante por el oficialismo es el diputado Tito Rodríguez, del Molirena.

Por su parte, Cristian Ábrego, de la Fundación Conciencia Ciudadana, expresó que espera muy poco de la labor de la Asamblea en este nuevo periodo, ya que en el primer año de gestión no ocurrió lo que la ciudadanía venía exigiendo. “No se discutió ninguna ley anticorrupción, las reformas constitucionales fueron un fracaso, la ley de contrataciones públicas aprobada permite a empresas condenadas seguir contratando con el Estado, aumentó la planilla de la Asamblea en un 32% en este primer año, no hubo una reforma integral al Reglamento Interno de la Asamblea; que había sido una promesa del presidente Castillero”, indicó.

En cuanto a los choques en la bancada del PRD, Ábrego manifestó que ha habido cierta división de algunos diputados que han estado más del lado del presidente Cortizo y del Ejecutivo que otros; sin embargo, destacó que no cree que esto sea un gran obstáculo considerando cómo se maneja la política en Panamá, “donde diputados se alían con el Presidente, intercambian nombramientos, becas, planillas, y presupuesto; eso no cambiará”.