Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Política

A tercer debate proyecto de ley que modifica el Código de Trabajo

En un día de protestas, se discutió el proyecto de ley 354, propuesto por el Gobierno, y cuyo texto cambió “un 80%” a favor del trabajador. Se espera que el lunes sea sancionado por el Ejecutivo y publicado en Gaceta Oficial.

El Pleno aprobó ayer en segundo debate el proyecto de ley 354.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

Este jueves, en medio de protestas que rechazan las reformas laborales propuestas, la Asamblea Nacional aprobó en segundo debate el proyecto de ley 354, que dicta cambios temporales al Código de Trabajo para enfrentar la crisis ocasionada por la pandemia de covid-19.

El diputado segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Tito Rodríguez, informó a este diario, además, que hoy el proyecto será aprobado en tercer debate y la idea es que el lunes ya esté sancionado por el Ejecutivo y publicado en Gaceta Oficial.

Las cifras del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral dan cuenta de que desde marzo, cuando se decretó el estado de emergencia por la pandemia, se suspendieron 276,000 contratos, de los cuales 35,000 ha sido reactivados.

Sin embargo, la entidad, aún sigue recibiendo solicitudes de suspensión de contratos. Una fuente del Mitradel explicó que esas solicitudes obedecen a empresas que al inicio decidieron mantener a sus empleados, a través de distintas modalidades de trabajo, pero que ahora no pueden continuar operando.

Debate en el pleno

Al mediodía de ayer, el pleno inició las sesiones en segundo debate.

El proyecto de ley apoyado por el Ejecutivo tras su discusión en la mesa tripartita, y en el cual no hubo consenso entre los trabajadores y empresarios, fue presentado ante el Legislativo el pasado 13 de julio por la representante del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel).

Uno de los invitados que participó en la discusión fue Saúl Méndez, representante del Suntracs, que propuso un subsidio de $500 para cada familia afectada por la crisis sanitaria, así como que se prohíban los despidos injustificados de trabajadores.

“Qué está haciendo el gran capital... está despidiendo a los trabajadores; ustedes no se han dado cuenta diputados de la República, lo hace el Rey, despidos masivos que la ley prohíbe, la Constitución Política dice que deben haber causas para despedir justificadamente, ¿y el Mitradel qué está haciendo frente a eso?... despidos en Riba Smith, despidos en Copa, despido en la cervecería”, dijo el sindicalista.

Méndez había solicitado una cortesía de sala, pero solo pudo hablar durante los minutos que le correspondían al diputado Luis Ernesto Carles.

En medio de su intervención, fue interrumpido por el diputado perredista Jairo ‘Bolota’ Salazar que pidió no se utilizara el espacio de debate para “politiquería”. Finalmente el sindicalista no terminó su intervención, y la delegación de Conusi decidió retirarse del pleno asegurando que “no se le había permitido” terminar su planteamiento.

El diputado Juan Diego Vásquez considera que los trabajadores son “el grupo de empleados que pueden estar en el proceso de reducir su jornada laboral... son el eslabón más delgado, más delicado y más débil de está gran cadena de panameños que hoy estamos formando en contra de la covid-19, y a ese grupo de personas tenemos que asegurarles se les respeten derechos y garantías mínimas”.

Vásquez concedió parte de su tiempo a Nelva Reyes, secretaria general de la Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP), quien subrayó que el proyecto de ley “no es producto del consenso de la mesa, donde tuvimos dos meses trabajando”.

La sindicalista comentó que algunas de las propuestas que los trabajadores presentaron en la mesa tripartita no fueron tomados en cuenta.

Protestas

Al mismo tiempo de la discusión, diferentes gremios sindicales, estudiantes y profesionales manifestaron su rechazo al proyecto, denunciando que estos afectan gravemente los derechos de los trabajadores.

La primera en llegar a los predios del Legislativo fue la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (Conusi), que empezó la marcha en la plaza Porras.

La convocatoria de la Conusi fue apoyada por el Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) y el Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), entre otras organizaciones que se mantienen en las calles por tercera semana y cuarto día consecutivo en rechazo a la modificación de la norma laboral vigente.

Hubo también acciones de protesta en otros puntos de la ciudad capital, así como en el interior de país, específicamente, en las provincias de Chiriquí, Colón, Veraguas, Los Santos, Herrera y Coclé.