Temas Especiales

02 de Ago de 2021

Política

Asamblea Nacional, con grandes retos en el nuevo periodo de sesiones

Contratos mineros, de puertos, las reformas electorales y la ratificación de tres nuevos magistrados de la Corte, deberán ser tratados en este periodo.

Los diputados de la Asamblea Nacional y el virtual próximo presidente de este órgano del Estado, el diputado Crispiano Adames, tendrán grandes retos con importantes temas a discutir y aprobar en el tercer periodo ordinario de sesiones que inicia el próximo 1 de julio.

El tercer período de sesiones va del 1 de julio de 2021 al 30 de junio de 2022.

Para este periodo ordinario, que se extiende desde el 1 de julio de 2021 al 30 de junio de 2022, en la Asamblea por un lado se podría discutir la posible extensión del contrato de concesión con Panama Ports Company, al igual que el nuevo contrato entre el Estado y Minera Panamá; dos temas en los cuales el Órgano Ejecutivo no ha tomado aún una decisión final, pero que al final ambos tópicos deberán ser llevados a la Asamblea para su aprobación final.

También le corresponderá a los diputados en este periodo definir las reglas que regirán para las elecciones generales de 2024; es decir, deberán modificar el Código Electoral, cuyo proyecto elaborado por la Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE), ya fue presentado alPleno legislativo a inicios de este año.

Tampoco se descarta el análisis de un posible mecanismo de reformas constitucionales con la injerencia de los actuales diputados.

De igual manera, será tema de debate el proyecto de reformas al Reglamento Interno de la Asamblea, un tema que quedó pendiente en los dos primeros periodos ordinarios presididos por el diputado Marcos Castillero.

Pero todo no queda allí. Durante este nuevo periodo la Asamblea tendrá el importante rol de ratificar a tres nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) son sus tres suplentes. Los dos primeros magistrados deben ser ratificados en diciembre de este año y el tercero a inicios de 2022.

'Diputados negociarán con el Ejecutivo'

Para el analista político Richard Morales, en el nuevo periodo se puede esperar que los diputados negocien el apoyo al Ejecutivo en estos temas, tanto la concesión del puerto y la minera, así como en las reformas electorales y constitucionales.

Sostuvo que el presidente de la Asamblea es básicamente un puesto para dirigir las negociaciones de las prebendas que los diputados buscarán recibir a cambio de apoyar los proyectos del Ejecutivo.

"No esperemos iniciativa desde la Asamblea, meramente el típico matraqueo para imponer líneas", aseguró Morales.

'Moratoria, tema prioritario'

En tanto, el exvicepresidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA) Alfonso Fraguela señaló que en estos momentos hay una gran cantidad de temas como los contratos con la minera y de los puertos, y que los panameños esperan que redunden en favor de todos.

"La labor que vaya a desarrollar el diputado Crispiano Adames, virtual presidente de la Asamblea por su trayectoria como diputado y por ser miembro del CEN del PRD, en estos momentos nos deja claro que él tendrá la oportunidad de presentar propuestas que redunden en beneficio del pueblo panameño", indicó.

Destacó que hay otro tema puntal como el de la moratoria bancaria, que vence el 30 de junio. La incertidumbre de muchos panameños afectados por la situación económica, obligará a la Asamblea a retomar el tema como una prioridad dentro del periodo.

Ante el aparente distanciamiento entre el presidente Cortizo y el diputado Adames, para Fraguela puede ser que las diferencias afloren a lo largo de este periodo o que en el inicio de la curva de la gestión de gobierno en este tercer año de gestión, se logre una tregua y que todos remen para el mismo lado para el beneficio del pueblo panameño.

Stoute: 'Habrá acuerdos entre el Ejecutivo y el Legislativo, sin mucho ruido'

En tanto, el analista político José Eugenio Stoute, no cree que se produzcan cambios importantes en la forma de proceder de la Asamblea con la presidencia de Crispiano Adames.

Señaló que la conducta del bloque mayoritario en la Asamblea no es una cuestión personal sino política y de luchas internas entre las distintas corrientes del PRD y el Ejecutivo. "En este caso se produce un fortalecimiento de la corriente liderada por el Presidente del PRD".

Agregó que el Gobierno, por su parte, ya descartó la renovación automática del contrato de Panamá Ports dada la fuerte oposición de la ciudadanía. "El nuevo contrato será aprobado con ciertos cambios que no satisfarán en absoluto las aspiraciones a que tenemos derecho", dijo.

Con relación a la minería, Stoute aseguró que se aprobará un nuevo Código Minero que frustrará las aspiraciones de quienes están exigiendo una moratoria de esa actividad e incluso la de quienes la apoyan bajo condiciones económicas igualitarias.

Mientras que, en cuanto a las reformas electorales, estas serán aprobadas dejando en claro, una vez más, que el trabajo de la Comisión de Reformas Electorales solo será tomado en cuenta en la medida que responda a los intereses del bloque mayoritario de la Asamblea.

"Finalmente, es posible que con el objetivo de restarle protagonismo político a la oposición, que es la que está impulsando la Constituyente Paralela, el bloque mayoritario en la Asamblea impulse una reforma constitucional que satisfaga y garantice sus propios intereses políticos. Así, pues, hay que estar atentos a lo que ocurra en este nuevo período legislativo", afirmó el analista.

Stoute no cree que este sea un periodo conflictivo entre el Ejecutivo y el Legislativo, y considera que ahora ha quedado claramente establecida cuál es la correlación de fuerzas existentes entre el Legislativo y el Ejecutivo, y entre la corriente dominante en el partido y las aspiraciones presidencialistas del gobierno para el 2024.

"Cada cual sabe ahora cuál es su fuerza, y como no tienen objetivos contradictorios pienso que les será fácil llegar a acuerdos sin hacer tantos ruidos", puntualizó.