Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Antonio Saldañaopinion@laestrella.com.pa

Opinión

Recomposición política

El Presidente de la República decidió dar un 'golpe de timón' político y para ello ha forjado una híbrida y tenebrosa alianza política

Luego que el pasado 24 de junio -faltando 10 minutos para el anuncio público- el Presidente de la República diera a conocer a la Nación la remoción sorpresiva e intempestiva de la doctora Rosario Turner del cargo de Ministra de Salud. A lo largo del tiempo transcurrido se ha tejido toda una serie de conjeturas sobre este acontecimiento político , pero también una campaña sistemática en contra del Partido Revolucionario Democrático (PRD); a raíz de la falta de una explicación creíble y coherente de las verdaderas motivaciones que conllevaron la salida del Gabinete del "buen gobierno", a la lideresa más prestigiosa del gobierno y a la vez miembro del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD y a la sazón integrante de la fracción del cogollo defenestrado.

Por supuesto que el mandatario le mintió a la población al decir que el despido de la hoy ex ministra fue por causa del "desgaste"; cuando la razón última fue la recomposición política de la alianza gubernamental y del partido mayoritario de dicho conjunto de fuerzas políticas en el poder, a objeto de obtener un dominio total de todos los Órganos de Gobierno e implementar una agenda política poco transparente y con ausencia de institucionalidad.

Como se sabe a pesar de haber logrado la elección de su ungido en la presidencia de la Asamblea Nacional, el Jefe de Estado, no la controlaba en su conjunto; igualmente la correlación de fuerzas en la cúpula del PRD era compartida.

De manera que en tales circunstancias le era muy difícil imponer su agenda política y económica, sobre todo, porque ya venía siendo objeto de serios cuestionamientos por parte de la opinión nacional por la falta de transparencia en actos públicos del gobierno.

Así las cosas, el Presidente de la República decidió dar un "golpe de timón" político y para ello ha forjado una híbrida y tenebrosa alianza política entre ex presidentes de la República, actuales líderes del PRD y del Parlamento panameño, grupos y personalidades políticas que se caracterizan por representar intereses económicos particulares y personalidades políticas encumbrados en el principal partido gobernante a través del clientelismo y fichaje políticos y, probablemente, mediante actos de corrupción.

Ello explica, cómo el presidente del PRD, un trepador y maniobrero ignoto, de "oscuro pasado" y poco transparente presente; ha logrado el control absoluto del Órgano Legislativo. Queda claro por qué se aprobó a "tambor batiente" un exagerado e irreal Presupuesto General para el año 2021 por la friolera de, algo más de 24 mil millones de dólares y, que se esté modificando el Código de Trabajo para cargar todo el peso de la crisis actual sobre los hombros de los asalariados.

En resumen, en mi parecer, se han aliado los sectores políticos más atrasados, clientelistas y corruptos de la élite política del PRD para forzar e imponer una agenda de gobierno y de Estado contraria a los intereses nacionales. ¡Así de sencilla es la cosa!

El autor es abogado y analista político.