Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Certificación confiable

La competitividad hasta hace poco era considerada por la mayor parte de las personas en América Latina como un término orientado hacia p...

La competitividad hasta hace poco era considerada por la mayor parte de las personas en América Latina como un término orientado hacia personas relacionadas con puestos ejecutivos o de alto perfil, pues se consideraba como “necesaria” solo para empleados en puestos de toma de decisiones.

Esto ha ido disminuyendo gradualmente, porque el concepto se ha ido aplicando a más puestos, independientemente de su jerarquía, como producto de la necesidad de subsistencia de cada empresa a nivel regional o nacional y del país en el intercambio comercial y de servicios a nivel internacional.

Dado el fenómeno de la Globalización, se genera por inercia, aunque indirectamente, una competencia cada vez más latente entre quienes trabajan en puestos similares en los diversos sectores productivos.

En Panamá, ya se ha están implementando, aunque en la mayoría de las veces modestamente, procedimientos y tecnologías para poder garantizar la eficiencia, tanto de los bienes como del recurso humano. En éste último campo, está empezando a ser frecuente el escuchar sobre certificaciones que garanticen las competencias de quienes aspiran a pertenecer a alguna empresa.

Es por ello que en los países del primer mundo ya se cuenta con organismos de certificación que permiten al encargado de la selección de personal el constatar a través de Internet si la persona que aspira a pertenecer a la empresa realmente está capacitada al contar con una certificación confiable, lo cual contribuye a disminuir el ingreso de personal con información falseada y presentada en sus hojas de vida.

En el tema de Competencias Digitales, actualmente a nivel nacional ya se cuenta con certificaciones para las herramientas de uso más común, en materia de: procesadores de palabras, hojas de cálculo, “softwares” para presentaciones, sistemas operativos e incluso exploradores de Internet, conocidos como ITCard, IC3, etc.

Es necesario, al considerar una certificación, que ésta sea confiable. Asegúrese de que cuente con el respaldo de una empresa de prestigio y con trayectoria, para evitar incurrir en utilizar la tecnología sin ser ésta propiamente la más práctica. Pueden existir muchas empresas que se dediquen a ésta función, por lo que sería recomendable el investigar y seleccionar siempre de entre las que tengan un mayor respaldo y trayectoria.

Certificar al personal en las empresas representa el contar con una garantía en la contratación de recurso humano eficiente. Los resultados de éste fenómeno se verán reflejados cada vez más en los niveles de productividad y ritmo de trabajo en todos y cada uno de los sectores productivos del país, dada la proliferación del uso de la computadora en prácticamente cualquier puesto de trabajo del orden administrativo o profesional. No sigamos conformándonos con sacar el trabajo, hagámoslo de la mejor manera.