Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Día del Estudiante

Uno de los aspectos esenciales en un joven es enfrentar los retos de la juventud como un verdadero estudiante.

Uno de los aspectos esenciales en un joven es enfrentar los retos de la juventud como un verdadero estudiante.

Es por ello que el estudiante panameño debe enfrentar los retos que la sociedad le impone, frente a una crisis de valores que diariamente agobia a la juventud de nuestra Nación.

Esta delicada misión es parte de la vida en comunicación con sus padres, según la cual puede señalar los retos y desafíos que año tras año existen en los colegios, tanto públicos como privados.

Ser estudiante es como aquel jugador de béisbol que tiene que saber lanzar en el momento que le llamen al montículo, sin embargo, hay momentos en que necesita del verdadero entrenamiento de buenos “manager” (sus padres), quienes están con ellos las 24 horas del día para darle un mejor entrenamiento, para prepararlos ante cualquier examen de diferente nivel académico.

Unos de los problemas que ha causado fuertes controversias en Panamá, es el concerniente a la deficiencia educativa dentro de las materias más importantes del pensum, como lo son: español, matemáticas, ciencias sociales y ciencias naturales.

Entonces, dos de cada tres estudiantes manifestaron deficiencias en dichas materias, aunque en el país no se esté hablando de cambios educativos. Pero no todo se puede decir que es negativo, ya que hay ocasiones en que nuestros estudiantes son bien premiados cuando se refiere a diferentes concursos de becas que les permitirán avanzar en sus cocimientos para preparase y tener buenos conocimientos frente a los retos del nuevo año. Es verdad que en nuestras escuelas hay deficiencias, pero también hay que destacar los inconvenientes de algunos centros educativos que reflejan problemas, como la falta de mobiliario, equipo, laboratorio, salones de estudios y mantenimiento. Esta situación la enfrenta la Escuela Residencial de Vista Alegre, donde muchos de sus estudiantes y profesores trabajan sin tener los equipos adecuados.

Esos estudiantes son niños y niñas de hogares humildes de Vacamonte y Vista Alegre, quienes diariamente hacen un gran esfuerzo por mejorar su nivel de excelencia educativa. A esos jovencitos hay que felicitarlos por su esfuerzo. La batalla por demostrar que son buenos alumnos se puede demostrar cuando superan cada revés o fracaso en sus duros exámenes. Cierto que en ocasiones les pedimos más de lo que ellos pueden dar, pero lo esencial es que son ellos la esperanza de un buen hogar, de una ciudad, de una provincia y de la Nación.

Este día tan especial, como lo es el 27 de octubre, hay que elogiar y felicitar a nuestros jóvenes, porque frente a muchas dificultades han demostrado que pueden dar lo mejor. Para quienes han caído en este año, lo esencial es decirle que también pueden hacerlo, el buen estudiante es aquel que se levanta de sus reveses y logra un gran triunfo. En este glorioso día, elogiemos el esfuerzo de nuestros hijos y entendamos que ellos son el porvenir de nuestra Nación.

Feliz día a todos los estudiantes en su día.