Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Candidatura cuestionada

Balbina viene de un medio menesteroso, del arrabal, donde la necesidad alimenticia está por encima de otras más productivas. Se hubiera ...

Balbina viene de un medio menesteroso, del arrabal, donde la necesidad alimenticia está por encima de otras más productivas. Se hubiera quedado ahí injustamente si el estado de situaciones hubiera seguido igual, pero durante su adolescencia hubo cambios significativos en el país con el golpe de Estado que dieron los militares a un sistema político desahuciado, corrupto y envilecido por la prepotencia, la soberbia y la estupidez.

Es así que el gobierno en principio informal de Omar Torrijos le da en forma indirecta la oportunidad de estudiar una carrera. Balbina cursa sus estudios con la ayuda del nuevo gobierno ambiguo y se declina por filosofías de izquierda, que parecían entusiasmadas por quien después especificó que no estaba con la una o con la otra, sino que por lo mejor que se pudiera tener de ambas.

Ambas facciones específicas e inclinaciones combinadas de izquierda y derecha en un pueblo que se sentía con oportunidad de combatir y desahogar muchos años de oligarquía estúpida y decadente, vieron la oportunidad de cambiar los patrones que tiraban sólo para un lado... los que ya teniendo, no sólo querían más, sino seguir dominando, por el solo principio endilgado en su educación que nacieron predestinados para gobernar.

Balbina fue trepando por todas las ramas que le ofrecía la política, el rejuego de intereses demagógicos y el anonimato de sus ambiciones. Me cuentan que su primer maestro izquierdo fue su primer esposo. Cuando Noriega llegó al poder, ella cautelosamente se fue acercando hasta quedar incluida en el siniestro grupo y se vanagloriaba de participar en el círculo, que si bien es cierto estaba dando lecciones a los oligarcas maléficos de siempre, también se les iba la mano en estupideces contra el mismo pueblo que alguna vez apoyaron y aprendieron a querer a Omar Torrijos.

El poder y la fuerza prolongada corrompen y ella de cortos principios morales, proveniente de orígenes inestables y confusos llega a ser tan “Norieguista” (buscando lo suyo) que se atreve a manifestar “Civilista visto, civilista muerto”.

Balbina misma usó el término y pregunto, ¿ella sabe lo que significa civilista?, ella defendió en cada oportunidad el sistema militarista, del que ella era lugarteniente honoraria con la filosofía de tirar la piedra y esconder la mano. Balbina trepa por donde sea, pero es importante que los que apoyaron a Juan Carlos esperen la reacción más natural de los que no tienen suficientes principios éticos y morales, la venganza, ya la pagarán.

El PRD volverá a ser el mismo de cuando Noriega, ella estuvo junto a él en sus mejores tiempos de abundancia y poder absoluto, pero muchos de los que ahora están inscritos han sido civilistas seducidos por una trayectoria esterilizante en alguna medida por Pérez Balladares y recientemente por Martín, sin embargo... el cáncer venía creciendo silenciosamente. ¿Una mitómana tendrá sólo dos millones?, ¿Seguirá mintiendo?