Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Izquierdistas de la derecha

El título podría colocarlo entre signos de interrogación, pues se trata de una inquietud causada por el silencio que los “movimientos po...

El título podría colocarlo entre signos de interrogación, pues se trata de una inquietud causada por el silencio que los “movimientos populares de izquierda”, mantienen ante la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, objetada por grupos defensores de la familia, el matrimonio y la educación, basada en principios morales.

No quiero pensar que la izquierda calla por prejuicios ideológicos, o porque no se les ocurrió objetar una ley que perjudica al pueblo. Porque tiene que ver con el pueblo, con los pobres, los que envían sus hijos a las escuelas públicas en destartalados buses. Creo que las izquierdas perdieron la oportunidad de sus vidas al callar algo que deberían denunciar a gritos.

Uno de los movimientos contrarios a la ley, representado por Gloria Grifo de Rodríguez, ha sustentado ante la Asamblea el informe de la Fundación Vida y Familia, revelador de los antecedentes políticos de todas las leyes de salud sexual; antecedentes conocidos como el “Informe Kissinger” (“Implicaciones del crecimiento demográfico mundial para la seguridad y los intereses de ultramar de EUA”, introducido en la Conferencia Mundial Sobre Alimentación y Población (Bucarest, 1974). Los objetivos se procuran tras diversos programas, pero con un mismo mensaje, disminuir el crecimiento de la población. Debe saberse, también que, como frutos amargos del documento de Bucarest, surgieron las políticas demográficas impositivas que incluyen aborto, eutanasia, anticoncepción y promoción de la homosexualidad (los gays no producen hijos). La línea que se marcó en Bucarest, siguió en El Cairo (1994) y Beijin (1995), en donde se fortaleció el “Programa de Salud Sexual y Reproductiva”, como una conquista de las “feministas de género”, extremistas que sirven a estos intereses antinacionales.

Todo esto y más ha sido presentado a la Asamblea por una dama de “derecha”, a quien me encantaría conocer, para darle un apretón de manos, suave, porque se atrevió a decir lo que la izquierda calló.

-El autor es periodista.hawthorn.mike1984@gmail.com