Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El respeto de los extranjeros

Desde los inicios de nuestra nación y aun desde antes, Panamá y los panameños hemos sabido ser cordiales y espléndidos anfitriones de to...

Desde los inicios de nuestra nación y aun desde antes, Panamá y los panameños hemos sabido ser cordiales y espléndidos anfitriones de todos los foráneos que han escogido a este país como sitio de vivienda o como punto de tránsito y negocios.

Nuestro país está formado por un calidoscopio de razas, todas fundidas bajo un mismo cielo y sobre un hermoso suelo, ambos muy bondadosos y bendecidos por la magnificencia de Dios. Eso no podemos negarlo!!! Eso es parte de nuestra vocación humana y la hemos sabido cumplir y honrar.

Sin embargo, no podemos negar que a partir de situaciones confrontadas en varios países vecinos de la región, durante los últimos cinco años hemos estado recibiendo una casta diferente de inmigrantes, que evidentemente piensan que solo por no tener mayores requisitos migratorios acá en Panamá tenemos la obligación de recibirlos y que por traer algunos “reales” en sus bolsillos pueden venir a hacer lo que a ellos les interesa. Los “reales” no compran la clase.

Cada día son más y más altas las voces de nacionales y de residentes con muchos años en Panamá que se quejan con indignación por las constantes críticas y humillaciones que estos recién llegados vienen ejecutando a diario contra quienes aquí nacimos o forjamos hogares.

Es muy común oírlos decir que Panamá es un pueblo de vagos, incultos, que no sabemos trabajar, que ellos saben más que nadie y que ellos son superiores. En cualquier parque, cualquier “mall” o playa, ahí están y en lo mismo. También son irrespetuosos de nuestra cultura y tradiciones y directamente critican todo lo local. Irrespetan hasta las leyes!!!

Principalmente son recién llegados colombianos, muchos venezolanos, y de otras latitudes, pero no se dan cuenta de que este país y su población los recibe sin preguntarles nada, porque ni visa migratoria les pide, solamente lo hace como gesto de hermandad y por cultura propia. De eso deberían ser respetuosos!! Porque, por otro lado, no podemos negar que el incremento en la delincuencia en este país se encuentra directamente vinculado con la reciente migración descontrolada y que si quieren estar aquí tienen que respetar las leyes y las costumbres de Panamá y a los panameños.

Vienen, coimean, critican, humillan, hacen trampas, delinquen y siguen como si nada. Eso lo tenemos que parar!!!

Gobernantes y candidatos, aceptemos la realidad, ya no hay “cama pa’ tanta gente” y menos de esa clase.

Llegó la hora de que los extranjeros respeten y que si no lo hacen, como está sucediendo, que tomemos medidas legales. No importa que una aerolínea local o varias regionales u hoteles se quejen, porque sus resultados financieros se puedan afectar. La visa de entrada a Panamá ya tiene que ser un requisito para todos. Y que aquel que pueda acceder a una visa legal, que venga, y que venga el que respeta, el que tiene cómo vivir sin quitarle el trabajo a los panameños y lo puede justificar, el que no viene a ser más vivo que los panameños, el que puede ser humilde y decente.

Y si no les gusta que se vayan o que no vengan. La seguridad y el respeto valen mucho más que cualquier dinero en el mundo y tendrán que pagar justos por pecadores.

-El autor es asesor financiero – corporativo.argentacorp@cwpanama.net