Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Peregrino y monstruoso

Hay varios factores que inciden en el aparente repunte en las encuestas de Ricardo Martinelli, lo que lo pone en una clara ventaja sobre...

Hay varios factores que inciden en el aparente repunte en las encuestas de Ricardo Martinelli, lo que lo pone en una clara ventaja sobre su más cercana seguidora, Balbina Herrera. En primer lugar, a diferencia de Herrera y Juan Carlos Varela, tercero en las encuestas, el tenaz comerciante no se vio envuelto en unas primarias, como lo hicieron sus contrarios en sus respectivas colectividades, él solo se declaró el ungido y elegido para representar a CD.

En segundo lugar, posee los recursos suficientes para comprar conciencias a diestra y siniestra, en un claro mensaje de que, pese a que le endilguen cierta bipolaridad mental, él está claro hasta dónde pueden llegar los tránsfugas y cuánto puede invertir en el negocio político, aún perdiendo las elecciones; es decir, RM sabe administrar sus riesgos. Un tercer elemento guarda relación con el discurso que está utilizando de manera demagógica, como lo es, por ejemplo, “mano dura” contra la delincuencia, esto en oposición tiene más fuerza y contundencia. RM está diciendo lo que la gente quiere escuchar, que lo haga si llega a la Presidencia, es otra cosa, y es allí donde está el detalle y la irresponsabilidad de los candidatos, quienes ante la ausencia de verdaderas propuesta de Estado, utilizan y manipulan muy bien frases y eslóganes coyunturales, para persuadir y confundir a vastos sectores de indecisos.

La fortaleza de RM se concibe y gesta en los escenarios mediáticos, fundamentalmente en la TV y en las encuestas; no obstante, debemos recordar que a BH no se le puede descartar, su fortaleza radica en los sectores populares y ya lo dejó demostrado, cuenta con el apoyo de vastos sectores de independientes, obreros y profesionales, que calladamente han venido construyendo alianzas, y potenciando sinergias de colaboración e inclusión; cuenta además con un partido que, si bien tiene contradicciones, — propio de los partidos de nuevo tipo — es capaz de tener vocería en el 100% de las mesas de votación, y es allí donde radica la fortaleza de BH y la debilidad de RM.

Ante la ausencia de propuestas de Estado, se han visto en la necesidad de traer a colación referentes agotados: acusar a BH de ser de izquierda, lo que demuestra sus profundas limitaciones cognitivas con un elemento ideológico que no está en la agenda de los nuevos liderazgos emergentes; ligado a esto, evidencian un desconocimiento supino del contexto internacional, donde las heridas del modelo neoliberal sangran en un escenario unipolar. En cuanto al PRD, sus mandos medios y candidatos a representantes y diputados deben entender que solo el voto en plancha puede salvarlos. Elegir a RM sería peregrino y monstruoso, pues, de llegar a la Presidencia, no es de extrañarnos que blanda su agenda oculta, esta puede ser la privatización del Canal y de la CSS, la mutilación de la Asamblea de Diputados para instaurar una constituyente y desconocer la Ley de Carrera Administrativa.

-El autor es periodista.fdemen@yahoo.es