Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El maltrato institucional y “democrático”

Al finalizar el 2007, nos dimos cita en Brasilia un puñado de organizaciones y líderes de la sociedad civil para hacer una primera evalu...

Al finalizar el 2007, nos dimos cita en Brasilia un puñado de organizaciones y líderes de la sociedad civil para hacer una primera evaluación del Plan de Acción Mundial adoptado por los Estados Miembros de la ONU sobre el tema del “envejecimiento”. Cabe recordar que la Declaración final de Madrid (como también se le conoce), contó con una Declaración Política, algo usual cuando se trata de las elucubraciones de la ONU ante temas sensitivos o explosivos y es bien la situación del envejecimiento de la población a nivel mundial.

La Carta de Brasilia hizo referencia específica al “maltrato institucional” noción que para algunos abogadillos sólo puede causar hilaridad y hasta ser motivo de burla.. — Los viejos se han vuelto locos o están encaprichados ahora para echarle todos los males a la sociedad y a sus instituciones y en última instancia a la misma democracia, mire hasta dónde llegará la “desvergüenza” de estos viejos, que quieren ahora aumento de sus pensiones y hasta que se les pensione sin haber cotizado.. ¡no faltaba más!

Sin embargo, leyendo muy rápidamente el segundo libro de quien es hoy día el 44º presidente de EUA, Barack Obama, en “The Audacity of Hope” (Thoughts on Reclaiming the American Dream).. Sé que no será su obra más popular y que todo el mundo está buscando con algo de morbosidad su “Dreams from my Father”, porque todavía no asimilan cómo un “negro” sin experiencia política se impuso a los tiburones de los partidos que gobiernan las voluntades de los millones de norteamericanos. Y no sólo eso, si no que él haya podido impulsar la idea de un “cambio” (sin ponerle connotaciones acerca de si éste era verdadero o falso) que haría llamado a todas la fuerza de la esperanza de un pueblo hastiado de tanta mentira, lo cual es un maltrato efectivo a la dignidad de cualquier ser humano pensante. Sí, en cualquier orden de litigio o de competencia, lo que interesa es ganar. No importa la naturaleza de los argumentos e incluso, esto lo hemos visto lastimosamente en el deporte: el dopaje, uno puede preguntarse si efectivamente el impulso mediático de las candidaturas a puestos de elección “popular” no es justamente eso: Dopaje. Este “constant vitriol”, la expresión utilizada por Obama, sencillamente nos está matando a fuerza de maltratar nuestra inteligencia y hasta nuestra memoria.

Entonces no se trata de una demencia de los viejos el hablar de maltrato institucional y yo agrego ahora mediático. Cabe preguntar entonces: ¿no habrá un “punto aparte” para este chorro de vitriol que nos descargan todos los días? Que si los zapatos.. que si el corazón.. ¿El pueblo tendrá el valor para levantarse y decirles que se vayan al diablo con sus zapatos y sus corazones, que sólo Dios juzgará algún día?

-La autora es profesora jubilada.cedilia@pa.inter.net