26 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La mano dura sola no resuelve

Es evidente que el país vive una ola de violencia, jamás vista, pero tenemos que hacer propuestas concretas, sobre cómo disminuir los ín...

Es evidente que el país vive una ola de violencia, jamás vista, pero tenemos que hacer propuestas concretas, sobre cómo disminuir los índices de violencia. Fíjense que digo disminuir, no le crea a nadie que le diga o escuche que va a eliminar la violencia porque le está mintiendo.

Por otra parte, estamos frente a un torneo electoral que se está caracterizando por ataques personales, pero sin propuestas, sin nada de contenido, tal es el caso de la llamada Mano Dura. Este eslogan que están vendiendo algunos es puro cuento, y ¿por qué lo digo? Porque hasta ahora no he tenido en mis manos una propuesta que diga cómo se hace esto. Fíjense que hago la diferencia entre promesa, y propuesta, Promesa es aquella que se dice. Propuesta es aquella elaborada con argumentaciones, con actividades concretas, para demostrar que podemos lograr los objetivos trazados. Las promesas se las lleva el viento.

La violencia no es un asunto que nació ayer, es todo un proceso de desgaste de la sociedad que afecta en gran número a los sectores más humildes, por un alto porcentaje de deserción de niños y jóvenes de las escuelas. Es aquí donde está el primer paso para bajar los indices de criminalidad y de delitos en el país. Muchos estudios indican que de cada 100 jóvenes del país, casi la mitad ni estudia, ni mucho menos trabaja.

He aquí una propuesta concreta: hay que crear un instituto (al estilo Chapala) para que el sistema educativo detecte a todos aquellos jóvenes que no quieran estudiar y los envíe a este instituto (sería obligatorio por ley), y que este joven pueda salir con una carrera técnica que le sirva para sostener a una familia. Y así sacaremos a muchos jóvenes de las calles. Dirán que esto costara mucho, pero más vale la prevención que la represión. También debemos hacer un gran debate entre toda la sociedad sobre el modelo de sistema educativo que debemos tener. No es posible sostener este sistema, que lo único que da son altos porcentajes de fracaso. Este tema no es exclusivo del Ministerio de Educación, ni de los educadores, es de todos.

Es importante crear de inmediato procesos de rehabilitación científicos de los jóvenes que recién delinquen. Y capacitar muy bien a quienes impartan esta materia. No puede ser cualquiera el que inicie este cambio. Al igual, debe haber un plan estratégico entre gobierno y empresa privada para absorber a todos aquellos jóvenes que salen de estas rehabilitaciones, porque si no, regresarán al punto cero. Se debe apoyar a las ONG que se dedican a la rehabilitación de personas con problemas de drogas, alcohol u otros, para que dejen de mendigar dinero en las avenidas, que tengan presupuesto asignados por el Estado, que cuenten con modernas instalaciones, sistemas o procesos de rehabilitación científicamente comprobados y que los fondos que les dé el gobierno sean supervisados por la Contraloría.

- El autor es abogado y secretario de admón. y finanzas de la CGTP. srivera@cwpanama.net