Temas del día

29 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Seña de identidad del PRD

El signo político que distingue el PRD y que orgullosamente exhibe en su emblema es el “11 Golpista” que nos recuerda cómo un grupo de m...

El signo político que distingue el PRD y que orgullosamente exhibe en su emblema es el “11 Golpista” que nos recuerda cómo un grupo de militares, con el único propósito de preservar su ‘statu quo’ rompió con el orden constitucional para instalar un régimen de terror que por más de dos décadas se caracterizó por su corrupción, violación a los derechos humanos y por un irrespeto total a la voluntad ciudadana expresadas en las urnas.

El ayer político del PRD está marcado por elecciones fraudulentas como las de 1984, en donde la violencia política, el uso de los recursos estatales a favor del candidato oficialista y, sobre todo, un Tribunal Electoral a su servicio hicieron posible que se le arrebatara al Dr. Arnulfo Arias Madrid una legítima victoria electoral.

Este ayer también está marcado por la cancelación de la elección de 1989, cuando la lluvia de votos que recibió a su favor la ADO civilista, producto de la unión total de la oposición democrática en contra del candidato de Noriega, imposibilitó que los militares y el PRD pudieran realizar un fraude electoral.

Por fortuna para nuestra democracia, esa misma unión opositora se ha dado en el presente torneo electoral con la incorporación del Partido Panameñista dentro de la Gran Coalición de Oposición y al sumarse el ingeniero Juan Carlos Varela dentro de la nómina que preside Ricardo Martinelli.

Con esta acción los temores de muchos ciudadanos de que el PRD vuelva a hacer de las suyas y perpetre un masivo fraude electoral se desvanecen, por lo menos a nivel presidencial, debido a la ventaja de más de 20 puntos porcentuales que hasta ahora reportan todas las encuestas de opinión.

Pero los ciudadanos debemos mantenernos vigilantes en relación con las candidaturas de alcaldes, representantes y diputados.

La razón de esta cautela es que es allí donde la alianza gubernamental, en posible contubernio con el Tribunal Electoral, cuyos magistrados han sido nombrados por el PRD, pudiera recurrir a su señal de identidad para evitar su total descalabro electoral como todo indica que les va a ocurrir en estas elecciones.

- El autor es abogado. pedrositton@hotmail.com