Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Mortandad en Petaquilla

En una de las más graves tragedias ecológicas en Panamá, en el río San Juan, Donoso, provincia de Colón, se ha producido una nueva morta...

En una de las más graves tragedias ecológicas en Panamá, en el río San Juan, Donoso, provincia de Colón, se ha producido una nueva mortandad de peces y otros animales que mantiene escandalizadas y furiosas a las comunidades en el área de Petaquilla.

Ya en 2007 el Comité pro Cierre de Mina Petaquilla había denunciado que una gran cantidad de peces y camarones flotaban en el río San Lúcar y que dos tigres o leones habían muerto luego de beber lo que se consideraban aguas contaminadas.

Moradores de Molejón y el Comité pro Cierre de Petaquilla nos invitaron a una reunión el miércoles 4 de marzo en Loma Blanca, pero la delegación de la Coordinadora para la Defensa de Tierras y Aguas, la Coordinadora Campesina por la Vida y Serpaj—Panamá no pudimos atravesar el río, que impedía el paso a través del vado.

Se nos informó de miles de peces muertos, además de un venado, seis tucanes, un perro y un búfalo habían muerto entre el domingo y el miércoles, 1 al 4 de marzo.

Los ríos crecidos arrastraron el miércoles buena parte de la evidencia de la mortandad, pero al día siguiente se encontró un conejo pintado.

Moradores de Molejón, donde se encuentra el sitio planta, se presentaron el martes 3 a las agencias de la Autoridad Nacional del Ambiente y del Ministerio de Salud en Penonomé a solicitarles que analizaran varios peces grandes que fueron retirados del Río San Juan. Los funcionarios tomaron fotos e hicieron llenar formularios a los moradores, pero no procedieron a analizar los peces para determinar la causa de su muerte y fueron desechados, porque se estaban descomponiendo.

Las comunidades de Petaquilla llevaron a cabo un cierre de carretera el pasado jueves 5, desde las 3 a.m. hasta las 11 a.m., en protesta y para exigir la presencia de las autoridades, a fin de que se realizara una investigación urgente.

Las comunidades y el Comité pro Cierre de Mina Petaquilla exigen que el gobierno nacional intervenga en el proyecto minero para determinar las causas de esta tragedia, impida un mayor daño y deslinde responsabilidades.

La comunidad se reunió nuevamente el martes 10 de marzo en Coclesito para tomar decisiones.

Todos los informes indican que Petaquilla Gold ya empezó a usar cianuro en fechas cercanas a los carnavales; que hay grietas y destrucción de tuberías en la tina de relave; que dicha tina no pudo soportar el peso del líquido vertido y que los materiales tóxicos se desbordaron con las lluvias y se vaciaron en el río San Juan, todo lo cual revelaría fallas estructurales durante la construcción del sitio planta y la tina de relave.

La empresa Petaquilla Gold ha sido multada, sancionada y suspendida por la Autoridad Nacional del Ambiente desde el pasado noviembre, pero la misma ha pedido reconsideración y no ha detenido en ningún momento sus operaciones, con los resultados desastrosos que ahora amenazan la vida de las comunidades y las especies únicas y en extinción en Petaquilla y el Corredor Biológico Mesoamericano.

El gobierno debe cerrar la mina, investigar las causas de la catástrofe y prohibir la minería a cielo abierto en todo el territorio nacional.

-El autor es escritor.julioyao@gmail.com