Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Economía y desarrollo sostenible

La mezquindad y la envidia, al decir de los filósofos de la antigüedad griega, sobre todo los presocráticos, son enfermedades del alma. ...

La mezquindad y la envidia, al decir de los filósofos de la antigüedad griega, sobre todo los presocráticos, son enfermedades del alma. Me resulta altamente subjetivo que algunos sectores se resistan a reconocer que la administración del presidente Martin Torrijos ha colocado al país en un estadio superior, desde el punto de vista del crecimiento económico y el desarrollo social.

Cierto que existen problemas, ¿pero qué gobierno de la historia política del mundo los ha resuelto en cinco años? Alegar esto último como argumento para descalificar los importantes logros de la actual administración es pura demagogia. “Cosas veredes, Sancho”, Don Quijote de la Mancha. Las veces que ha gobernado el Partido Revolucionario Democrático el país ha dado saltos de calidad en su estructura económica y abordaje de la deuda social.

Recién, el INADECH, entregó el certificado número 500,000, cantidad esta de panameños y panameñas que han pasado por un curso de formación y capacitación que los acreditan con los conocimientos para acceder a un puesto de trabajo; de esa cantidad 127,000 dominan el inglés básico. Terminando este periodo presidencial se habrán entregado más de 100,000 títulos de propiedad y este año todos los panameños con ingresos de hasta $2,500 mensuales no pagaran impuestos. Se han entregado más de 187,000 becas a estudiantes panameños, priorizándose las áreas pobres campesinas y de las comarcas. La inversión pública en la red vial y construcción de carreteras triplica lo que administraciones pasadas juntas realizaron. Los productores del campo, en concepto de ayuda, han recibido más de $90 millones y el deporte panameño ha conocido de inversiones sólo conocidas desde los tiempos del general Omar Torrijos. Se trata de un pequeño inventario de las ejecutorias de la actual administración. Nuevos valores agregados a la economía que, por su cantidad, han cambiado el rostro de nuestro país.

En el contexto anterior resulta objetivo reconocer el alcance social que han tenido todas estas iniciativas, pero también hay que señalar que la magnitud de estos procesos de extraordinario alcance reformistas también le ha permitido a la clase empresarial dar saltos en sus negocios y empresas. Muchos de ello moviendo capital hacia otros renglones más rentable de la inversión de capital.

Los cuarentas años, que tanto critica la oposición, son también los cuarentas años donde se han forjado grandes paquetes de control financiero y empresarial del país, entres ellos un sector duro del bloque oligárquico que hegemoniza la candidatura que encabeza Ricardo Martinelli. Sería importante que nuestros científicos sociales le enrostraran a la oposición, aunque sea a manera de introducción, cómo se ha formado históricamente la estructura de clases y sus relaciones con el poder del Estado. De seguro que saldrían muchas verdades y las máscara de mucho de ellos caerían al suelo.

-El autor es abogado.ramiroguerra50@yahoo.es