Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Villa Universitaria: una necesidad

Cuando se fundó la Universidad de Panamá, allá por el año 1939, se dio un gran paso en cuanto a desarrollo educativo, sin embargo, a tra...

Cuando se fundó la Universidad de Panamá, allá por el año 1939, se dio un gran paso en cuanto a desarrollo educativo, sin embargo, a través del tiempo nadie visualizó que la educación según la Constitución debe brindar a todo panameño, desde Darién a Chiriquí y Bocas Del Toro, las mismas garantías para ingresar a una casa de estudio, en este caso, la universidad nacional.

Vemos cómo en cualquier universidad del mundo, por muy paupérrimo que sea el país, se cuenta con una villa universitaria que le facilite y suministre al estudiante las condiciones de estudio (seguridad, sosiego, salud ambiental) y por ende, le dé tranquilidad a los padres al saber que sus hijos están en un lugar adecuado y seguro para poder estudiar sin excusas; excluyamos de esta situación a los residentes en la capital.

Como padre de un hijo que desea estudiar en la Universidad de Panamá, me siento sumamente preocupado e impotente, porque en su natal Santiago de Veraguas no hay la carrera a la cual se ganó el derecho a ingresar, por lo tanto debe ir a la capital. La pregunta es ¿a dónde y con quién vivir?

Es lamentable que ningún rector universitario, desde su fundador, se haya preocupado por resolver esta falencia que atañe exclusivamente a los padres y estudiantes interioranos. En ese sentido, podemos catalogar a la Universidad de Panamá como media excluyente, si consideramos lo dificultoso que es en la sociedad actual, totalmente deteriorada, lograr que un estudiante interiorano, ante la falta de una opción residencial universitaria (villa ), encuentre un hábitat consono para sus años de estudios.

Todos los días se habla de mejorar la educación, esto es parte del problema, lamentablemente para mi hijo es demasiado tarde, ojalá que los estudiantes venideros no corran con la misma limitante, ¡porque gracias a Dios! un rector se interesó y creó una Villa Universitaria, sobre todo para los interioranos, que también somos panameños.

-El autor es ingeniero agrónomo.easilvera24@gmail.com