Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El nuevo orden social y la familia

Aristóteles en su obra “Ética a Nicómaco”, nos dice “Toda arte y toda investigación, y del mismo modo toda acción y toda elección, parec...

Aristóteles en su obra “Ética a Nicómaco”, nos dice “Toda arte y toda investigación, y del mismo modo toda acción y toda elección, parecen tender hacia algún bien; pero esto, se ha dicho con razón que el bien es aquello a que tienden todas las cosas. Sin embargo, parece existir alguna diferencia entre los fines. Dado que unos son actividades y otros son obras”.

Platón en su libro “La República” enseña: “No tardaremos en sorprender al hombre de bien, siguiendo los pasos del hombre malo, arrastrado como él por el deseo de adquirir sin cesar más y más, deseo a cuyo cumplimiento aspira toda la naturaleza, como una cosa buena en sí, pero que la ley reprime y limita por fuerza por respeto a la igualdad”. Heráclito Efesio señala otro pensamiento: “Al igual que el universo, el humano vive en eterno movimiento; la experiencia social está en continua renovación de conceptos, normas y valores. Las fuerzas morales se transmutan sin cesar en la humanidad en el perpetuo fluir del universo nada es y todo deviene”. De igual manera, está ocurriendo esta situación en el nuevo orden social y la familia que deberá saber manejar esta situación.

Nuestro país, por ser una economía de servicio, está ligada a inmigrantes, tratados, convenios y acuerdos con las grandes economías de mercados que están influenciando directamente en los bienes y fines que debemos utilizar y convivir como nuevos patrones de conductas. Esto conlleva a una Influencia Social o esfuerzos de los demás para cambiar actitudes, creencias, percepciones o comportamiento (Cialdini, 1994)2. Cada familia debiera preguntarse ¿Estamos preparados para vivir en el nuevo orden social?, debido a que vivimos rodeados de pobreza educativa, corrupción, mala distribución de la riqueza, especulación del petróleo, cambios de valores, inseguridad ciudadana, la dependencia tecnología, cambios climáticos, enfermedades pandémicas, etc.

En el pasado las familias eran más conservadoras en sus valores. En el nuevo orden social, la familia es más liberada. Las menores de edad asisten a las escuelas embarazadas, los nuevos matrimonios, las mujeres trasladan al marido a vivir en la casa de la suegra, los hombres usan aretes, se sacan las cejas, la juventud se marca todo su cuerpo, el respeto a la vida.

Otras situaciones de cambios: la moda de los implantes en las mujeres, los matrimonios entre parejas del mismo sexo. Todos estos son nuevos patrones de conductas que estamos viviendo en este nuevo orden social, algunas afectan más otras. La familia como grupo de personas que viven o vivieron juntas, recibieron los mismos valores y educación; pero, el medio ambiente llega a influir en su comportamiento, situación que no podemos controlar.

Las familias para sobrevivir en este nuevo orden social debemos tomar algunas medidas como: No confundir más a la juventud sobre los patrones de conductas en especial en los bienes y los fines, hacer reuniones o convivencias solo con la familia, educar a los hijos en valores por ser los más frágiles en este nuevo orden, monitorear quienes son las amistades de nuestros hijos, los padres deben de dar un buen ejemplo a los hijos, mucho respeto, comunicación y, sobre todo, debemos buscar a Dios para poder sobrevivir en este nuevo orden social.

-El autor es doctor en Ciencias Empresariales.tsalazar@cableonda.net