Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Burocracia estatal

Desde hace mucho tiempo hemos oído la palabra “burocracia” en el engranaje gubernamental, pero jamás he escuchado una voz sensata, firme...

Desde hace mucho tiempo hemos oído la palabra “burocracia” en el engranaje gubernamental, pero jamás he escuchado una voz sensata, firme y decidida a combatir la misma, porque es una utopía pensar que la vamos a eliminar, pero lo que sí podemos hacer es minimizarla y llevarla a un nivel aceptable donde gobernantes y gobernados se sientan satisfechos.

Pero para lograr esto debe existir voluntad política de hacerlo y eso solo se logra con una dosis de decisión. Estoy seguro de que en el término de seis meses, si nos lo proponemos, la tendremos bastante controlada y, además, acorralada, para que la misma no siga carcomiendo el accionar del gobierno nacional y al final lo que logramos con esa burocracia rampante es tener una percepción en la sociedad de que el gobierno no hace nada.

Para lograr avanzar en este espinoso tema solo tenemos que hacer un inventario en las instituciones públicas de los procesos de funcionamiento e identificar dónde existen las trabas que dan origen a la burocracia y empezar a destrabar los mismos. Esto se lograría a través de la contratación de ingenieros o licenciados en sistemas o ingenieros industriales, los cuales deberán entrar y hacer un estudio científico, ordenado y a conciencia de todos los pasos de cada uno de los trámites de esa unidad gubernamental para iniciar una reingeniería. Así trataríamos que este flagelo se pueda controlar y podríamos dar a la población una respuesta rápida y efectiva de lo que ellos necesitan y esperan.

Es importante tener claro que una vez se identifiquen los procedimientos inadecuados, se corrijan y, por ende, se minimicen, así paralelamente debe tenerse un grupo de abogados trabajando en la identificación de las leyes que bloquean la acción de la desburocratización, para que automáticamente la Asamblea Nacional de Diputados inicie el proceso de actualizar la o las leyes que garantizarán la acción de funcionamiento y así podremos lograr nuestros objetivos, así, estoy seguro, muchas acciones de gobierno no serán un trauma para él ni para la población, que está confiada en un cambio y creo que si el señor presidente de la República inicia este proceso planteado aquí muchas cosas serán de beneficio para el país y para el gobierno que apenas se inicia.

Además, con lo planteado aquí se abre una gran oportunidad de trabajo para esa juventud de ingenieros y licenciados, que estoy seguro de que serán muchos, porque dependiendo del tamaño de la institución y de los procesos que allí se manejan en esa misma medida será necesario el nombramiento de estos jóvenes que contribuirán al engrandecimiento de estas instituciones y ministerios y, por ende, de nuestro querido Panamá.

Lo invito, señor presidente Martinelli, a intentar poner en práctica esta idea, con la cual todos ganaremos y este pueblo se lo agradecerá por siempre.

*Ex presidente de la SPIA y empresario.gerencia@carpenn.com