Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Nepotismo en gobierno Martinelli-Varela

Causan desánimo y sorpresa los nombramientos de embajadores y cónsules que ha anunciado la Cancillería, hoy bajo la dirección del minist...

Causan desánimo y sorpresa los nombramientos de embajadores y cónsules que ha anunciado la Cancillería, hoy bajo la dirección del ministro Juan Carlos Varela.

Resulta incongruente la justificación que hace el canciller Varela de los nombramientos de la hermana del “superministro” de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, como embajadora en Grecia y cónsul en Pireo, argumentando que la beneficiaria habla el idioma griego. Lo mismo sucede con parientes cercanos de la primera dama, Marta Linares de Martinelli, como embajadores y cónsules en varios países. Una manifestación vulgar de la práctica del nepotismo.

El ministro Varela, quien es ingeniero industrial, carece de conocimientos en relaciones exteriores, es un novato aprendiz en cuestiones de diplomacia, desconoce la historia nacional y es muy dado a la locuacidad en sus improvisadas declaraciones públicas. Durante la campaña política se dedicó a despotricar en contra de los embajadores y cónsules de la pasada administración, lo que le abría el camino hacia el codiciado cargo de ministro de Relaciones Exteriores. Una vez en funciones del cargo, comete los mismos errores que le atribuía al gobierno del PRD.

Para ilustrar al novel y flamante canciller, le recomiendo leer con frecuencia el Diccionario de la Lengua Española. Por ahora le comunico lo que ese importante documento lingüístico dice de lo que es nepotismo : “Desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos públicos”. Sería conveniente que el señor ministro Varela lea el artículo “El servicio exterior y la diplomacia panameña” , publicado por el señor Guillermo Alemán en La Prensa 23/7/09, lo mismo que escuche los comentarios del periodista Mario Rognoni, sobre los nombramientos de embajadores y cónsules, como apología al nepotismo.

Sería oportuno que el presidente Ricardo Martinelli Berrocal reubicara a su vicepresidente Juan Carlos Varela, nombrándolo como coordinador de la construcción del Metro, para lo cual, suponemos tiene conocimientos como ingeniero. Porque su presencia como ministro de Relaciones Exteriores es un fiasco, toda vez que este señor ni siquiera conoce los requisitos mínimos de la diplomacia, en contraste con algunos buenos cancilleres que hemos tenido para orgullo de Panamá, como lo fueron el Dr. Galileo Solís y el Lic. Miguel J. Moreno Jr.

Lamento mucho las muestras de deficiencias del ministro de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Varela, en sus intervenciones en las Naciones Unidas, la OEA y otros organismos internacionales en lo sucesivo, aunque le redacten los mejores discursos.

El hombre está desubicado en la posición que ocupa.

*Lic. en Relaciones Internacionales.aguacate.soler@gmail.com