Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

‘Shows mediáticos’, pero no soluciones

La ausencia de propuestas concretas a los problemas de la mayoría de la población panameña, fueron la tónica de uno y otro bando en la c...

La ausencia de propuestas concretas a los problemas de la mayoría de la población panameña, fueron la tónica de uno y otro bando en la contienda electoral, que finalmente favoreció la frase vacía de “los locos somos más”. No cabe duda, el “marketing” y la decadencia de un PRD corrupto se impuso ante la ausencia de una real alternativa democrática, en la medida en que las reglas del juego establecidas por la partidocracia a través del Código Electoral así lo garantizan.

Quién asume el control del gobierno, Ricardo Martinelli, parece estar dispuesto a llevar esta misma estrategia de “ marketing “ y frases vacías a su gestión de gobierno, lo que parece garantizar su ministro de la Presidencia.

Su inicio con mazazos, allanamiento de casas de masajes, decretos domingueros, denuncia de corrupción de sus antecesores, acciones todas acompañadas de los medios de comunicación social, han quedado en eso, un “ show mediático ”.

En el balance de lo que va del periodo, Martinelli entregó prebendas al sector empresarial, so pretexto de que con ello se bajaría la cesta de alimentos, pero lo cierto es que el costo de la canasta básica sigue aumentando. Publicitó que se rebajaría el precio por el servicio de electrificación, sin embargo, este nos aumentó. Dijo que pondría “ orden en la CSS ”, pero hoy su ungido es acusado por perjurio y el servicio sigue siendo inadecuado.

Señaló que iría contra los corruptos, pero el caso CEMIS, Fibras de Vidrio, Equiparación de Concesiones, PRODES, Correos, Préstamos Agropecuarios del BDA que han favorecido a los de poder económico del sector, la Red de Oportunidades, el Caso Aduana, entre otros, siguen en las pantallas de TV y en los periódicos, pero amenazan con archivarse por “ fallas ” técnicas. Se generó un gran escándalo por los juegos de azar (casinos), pero resulta que las cuatro últimas administraciones de gobierno (incluye la actual) tienen personeros metidos en el lío. Quienes asesinaron a los obreros de la construcción siguen sueltos en las calles de este país y realizan trámites en oficinas públicas, a pesar de existir órdenes de captura contra ellos, pero la Policía Nacional no los encuentra para detenerlos, tal es el caso del sicario “ Juana Peña “. Los Comités de los envenenados con dietilenglicol y los calcinados en el bus siguen exigiendo justicia, pero la procuradora de la Nación y el mal llamado “ zar anticorrupción ” se debaten en una pugna de espacios políticos.

En el reciente caso de la ZLC, se han hecho señalamientos de corrupción por el reparto de 21 millones de dólares en coimas que fueron entregados a ex funcionarios del Gobierno de Pérez Balladares por los usuarios de la Zona Libre de Colón para evitar el cobro del 15% de impuesto a esta zona franca en 1995-96 (Ley de Universalización de Incentivos); sin embargo, corruptos y corruptores siguen presentándose como tronco de honorabilidad en el país, sin que se levante investigación alguna. A pesar del rechazo de la población a la privatización de la salud, en cualquiera de sus manifestaciones (externalidades, compra de servicios, concesiones administrativas, privatización de fondos), el gobierno de Martinelli ha dado pasos privatizadores en la recolección de desechos hospitalarios y servicios de aseo del cuarto de urgencias de la CSS (en este último caso a una empresa que ya tuvo la concesión e incumplió); es decir, quieren hacer de este servicio y derecho humano un negocio para empresas nacionales y transnacionales.

La frase “ ahora le toca al pueblo ”, está carente de contenido; clara expresión de ello es la parcialización del gobierno a favor de la empresa Ganadera Bocas en la lucha del pueblo Naso, quienes exigen una solución a su conflicto de tierras con la empresa, que pretende desalojarlos de sus tierras ancestrales. Igualmente, la aprobación de la Ley de Pinchazos, clara muestra de la persecución y represión que se avecina contra quienes luchan por sus demandas sociales.

Es decir, este es un país patas arriba, como dijera Eduardo Galeano. Hasta ahora la gestión gubernamental está encaminada a lo publicitario, sin llegar a ninguna solución a las necesidades sociales del pueblo panameño.

Es por ello que Frenadeso, en su II Congreso Nacional, llamó a “ construir poder popular para democratizar la sociedad panameña ”. Crear Poder Popular y lograr las condiciones para la autoconvocatoria por parte del pueblo de una Asamblea Constituyente Originaria que refunda la República y garantice una sociedad justa, democrática, soberana, solidaria para todos los panameños, donde se disfruten plenamente los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. Llamamos al pueblo a intensificar la lucha en las calles, para enfrentar a los neoliberales que pauperizan nuestra calidad de vida.

*Secretario general del Suntracs.rologe54@yahoo.com