Temas Especiales

10 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Guillermo Endara, el gran héroe

Guillermo Endara nos ha enseñado grandes lecciones. Endara representa coraje, humildad, nobleza, honestidad, valores consecuentes de una...

Guillermo Endara nos ha enseñado grandes lecciones. Endara representa coraje, humildad, nobleza, honestidad, valores consecuentes de una vida dedicada al servicio público.

Con coraje se repelía el ataque de la soldadesca. El viernes negro es recordado por muchos. Ese día nuestros hermanos fueron a parar a la temible Cárcel Modelo. Cientos de prisioneros de conciencia. El noriegato tenía a todo un país en vilo. No fue mejor para nuestro héroe. Las vivas imágenes de un Endara bañado en sangre, Arias Calderón atacado por batalloneros, y un Billy Ford tirando puñetes enfrentado a un enemigo numeroso, hizo lucir al régimen como cobarde e inhumano.

Endara tenía tan buen humor que se vacilaba a sí mismo. “ Pan de dulce ”, apodo que con burla le fue impuesto durante la campaña, fue convertido por él en un cariñoso apodo, que demostró a los funcionarios que caricaturas, apodos o “ reventaderas ”, no tienen por qué socavar la grandeza de un hombre humilde. Pese a su triunfo arrollador, le negaron la Presidencia. Guillermo “ mírame a la cara, nunca te he mentido ” Endara fue de una nobleza y honestidad incomparables. Nadie puede decir que se robó un peso.

Quienes tienen que estar más agradecidos con su noble carácter son sus adversarios políticos, el PRD. En un momento en que Endara contaba con todo el poder, en lugar de aplastarlos como muchos pedían, los perdonó. Él permitió que el PRD se recuperara e hiciera oposición para el buen equilibrio de los poderes. Eso no fue del agrado de quienes no comprenden el correcto arte de gobernar.

La grandeza de Endara se ve reflejada desde su discurso ante la tumba del Dr. Arias donde le llama “ El Grande ”, disminuyéndose él mismo y dándole paso a quien merecía esas atenciones en su momento, contrasta con aquellos que creen ser el centro del universo y piensan que los puestos son eternos. He allí el significado de “ me pican los pies por salir de la Presidencia ”. La grandeza de Endara se ve reflejada hace poco, cuando se reconcilió con Arias Calderón, ambos sabiendo que le quedaba poco tiempo.

“ Servir hasta el sacrificio ” no era un simple eslogan de campaña, fue una realidad permanente. Eso explica por qué en su funeral la gente durante el trayecto lo ovacionaba y agitaba pañuelos blancos, evocando aquellos tiempos de lucha extrema por la democracia, entendiendo que este héroe representaba todos aquellos valores. Endara es grande hasta en su muerte. Él reconcilió a la Nación entera y al Partido Panameñista.

Dios quiera que por un Panamá mejor, nuestros actuales gobernantes aprendan estas lecciones humanas y políticas imperecederas.

*Escritor y analista político.recursossinlimites@gmail.com