Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Connotaciones de una ley

Ha llegado otro mes de diciembre, es justo hacer mención de las connotaciones de una ley que trabaja silenciosamente a favor de todos, p...

Ha llegado otro mes de diciembre, es justo hacer mención de las connotaciones de una ley que trabaja silenciosamente a favor de todos, porque todos hemos ganado.

A inicios de la década de los 60, siendo José A “ Pucho ” de La Ossa, diputado a la Asamblea Nacional, tuvo la visión de presentar un proyecto de ley de profundo contenido social, una ley que fue mucho más allá de lo que su autor pensó. Ha quedado de manifiesto con el correr del tiempo, sus profundas connotaciones económicas.

En el aspecto social observamos que durante el mes de diciembre al suspenderse los descuentos autorizados sobre los salarios, esta suspensión, permite a miles de panameños que tengan dinero fresco para las festividades navideñas, sin tener que correr a empeñar prendas, pedir préstamos que muchas veces no saben si los podrán pagar o en el mejor de los casos, lo harían, pero con muchas dificultades. Este es otro de los motivos por los que es esperado el mes de diciembre.

Cuando surgió la ley, ese diciembre creó incomodidades a los empresarios, hecho desvirtuado en poco el tiempo.

En lo económico: Me atrevería a aventurar que el propio autor de la ley, no imaginó el potencial económico de lo que estaba creando, por cuanto son muchos los millones que circulan una y otra vez, convirtiéndose en motor de la economía durante dicho mes.

Así vemos los tantos beneficiados: La industria, el comercio, los productores agropecuarios, para no citar más. Lo que implica una movilización enorme de capitales que ponen a salvo el destino de muchas empresas con esa inyección durante diciembre.

Dejemos correr la mente, imaginemos un diciembre, en años de crisis, sin esta ley, ¿terrible verdad? Pero hagámoslo también pensando en un año de crisis con la vigencia de esta ley, ¿Cuánta diferencia verdad?

Muchas han sido las crisis que ha soportado la Nación, pero la Nación durante ese mes y esta ley, no sintió casi el efecto de tales crisis.

Justo es recocer a su gestor por la importancia y las consecuencias de tantos beneficios aportados al país.

Se trata de una ley sencilla, sin complicaciones en donde todos ganamos: la sociedad, el Estado, el comercio, la industria, etcétera.

Por otra parte, las empresas que dejan de percibir los descuentos no son afectadas por la ley, porque al otorgar los financiamientos toman las precauciones que el caso requiere, en lo que respecta a los intereses y prorrateo del financiamiento.

En todo caso, lo vendido, es un ingreso cautivo, a buen recaudo, las nuevas ventas representan dinero fresco, que no esperarían, si no fuera por la promulgación de la ley aludida. Así son las cosas.

*Empresario.juramor777@hotmail.com