Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El Transmóvil del presidente

Las campañas electorales suelen enrarizar todo, con políticos oportunistas que manejan un discurso electorero e irracional, a la búsqued...

Las campañas electorales suelen enrarizar todo, con políticos oportunistas que manejan un discurso electorero e irracional, a la búsqueda de simpatías y votos, con el fin de ganar el poder; pero una vez logrado su objetivo, hacen todo lo que criticaron, con la única diferencia de que tratan de timar a la población, modificando palabras, nombres y logos. Esto ha quedado en evidencia con la presentación, en un “show mediático”, de lo que ahora llaman Metrobús, pero que no es más que la misma medicina con diferente jeringa, puesto que no es ni más ni menos que el mismo Transmóvil presentado por el ex presidente Martín Torrijos.

Recuerdo que en medio del furor de las primaras del Partido Panameñista el precandidato presidencial y actual ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, dijo que el Transmóvil era un parche; mientras que el hoy presidente, Ricardo Martinelli, dijo que en vez de hacer inversiones millonarias para mejorar el transporte, se deberían destinar a obras sociales que beneficien directamente al pueblo. “ Secretismo ”, “ gato encerrado ”, “ negociado ” en el “ año del Hidalgo ”, fueron los señalamientos oportunistas del hoy mandatario. Uno de los puntos más criticados de la propuesta del Transmóvil fue la indemnización de $25,000 que se otorgaría por cada “ diablo rojo ” y su respectivo cupo. Pero, ¿qué sucedió ahora que están en el gobierno?: hacen exactamente lo mismo, pretendiendo matizar y haciendo un “ mea culpa ”, al ejecutar lo que tanto censuraron en campaña.

Ahora hablan de “ un acuerdo de voluntades ”, mediante el cual en el pasado gobierno “ el Estado ” acordó pagar la suma de $25,000 por cada “diablo rojo”. O sea, de manera cínica —pensando que los panameños somos tontos— pretenden endilgar a otros lo que la actual administración está ejecutando. Pero a renglón seguido hacen un “ mea culpa ”, al informar que el Gobierno Martinelli se apegó “ al Decreto No. 376/2008 DM y SC suscrito el 15 de octubre de 2008 y que apareció en la Gaceta Oficial No. 26 mil 150, en el que se establece el procedimiento de pago para el rescate administrativo del sistema de transporte colectivo de la ciudad de Panamá, refrendado por la Contraloría General de la República ”.

Y para más seña destacan que este Decreto fue autorizado y avalado por la Resolución JD 046 de 4 de diciembre de 2008, en la que se declara el rescate administrativo del sistema de transporte terrestre público de pasajeros, que contempla la incorporación de mecanismos dirigidos a capacitar a los conductores y brindarle un incentivo económico a aquellos que se sumen a este proceso.

Esto demuestra que el proyecto Transmóvil no es tan malo como lo quisieron hacer ver en oposición los actuales gobernantes, puesto que ahora hablan de que “ el Estado ” acordó pagar $25,000 por cada “ diablo rojo ” y que la actual administración, ¿avalando la buena decisión del ex presidente Torrijos o presentando un “ mea culpa ” del presidente Martinelli?, respetan “ un acuerdo de voluntades ”. En este país los ejemplos sobran. Basta recordar el debate y la satanización que se hizo, también en campaña política, de la creación de la Sala Quinta y de los denominados días puentes. Quienes en oposición se rasgaron la vestidura criticando estas propuestas, en gobierno aprobaron la instauración de los días puentes y ya se habla de crear esta instancia judicial.

Eso sucede cuando ya en gobierno se valoran las cosas y se acatan decisiones de Estado, por mucho que quieran venderla como iniciativa propia, presentándola con otra envoltura.

Así ha pasado con el proyecto de Transmóvil del ex presidente Torrijos, hoy acogido por el presidente Martinelli.

*Periodista. ccamarena2004@gmail.com