Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La tasa de aseo es obligante

Los servicios básicos nos permiten mejorar nuestra calidad de vida. Por eso tenemos la responsabilidad de cumplir con los pagos mensuale...

Los servicios básicos nos permiten mejorar nuestra calidad de vida. Por eso tenemos la responsabilidad de cumplir con los pagos mensuales que nos permitan esas comodidades de la modernidad. Así como estamos obligados a cancelar la luz, el teléfono, cable, Internet e introducirle tarjetas al celular, es importante que cumplamos mensualmente con los servicios de limpieza, que nos proveen las empresas Revisalud en el distrito de San Miguelito y la DIMAUD en la ciudad capital.

Ambas operan con un elevado costo diario, que se encarece por los precios de la gasolina, refacciones para los costosos vehículos que recogen la basura orgánica, el incremento reciente en los salarios, los impuestos, la renovación de la flota, que por las horas diarias a que es sometida se acorta su vida productiva.

Eso, sin contar los costos operacionales administrativos, que también son elevados. Con los antecedentes que les menciono, no cabe duda que tenemos la insoslayable responsabilidad de asumir los costos domiciliarios de ese vital servicio, que no solo se puede considerar como el recoger basura, sino como “ producir salud ”. En esencia, eso es lo que hacen los trabajadores de las dos empresas, asegurarnos que en el entorno de nuestras viviendas y ciudad se minimicen las potencialidades de epidemias y afectaciones en la salud.

En San Miguelito los núcleos poblacionales han crecido de manera desorganizada, sin planificación de ninguna clase, generando con ello, que los equipos dedicados para la recolección de la basura no puedan llegar a ellos, debido a la falta de caminos adecuados y a lo peligroso del área para los trabajadores. Aún así, ellos con mucha mística y convencidos de la importancia de sus responsabilidades, hacen el máximo esfuerzo por darle servicio a esa barriadas, muchas veces sin estar registradas legalmente.

Por eso debemos asumir nuestro compromiso con estas empresas. Ellos se mantendrán operando cada día mejor, si cumplimos con el pago a tiempo del costo del servicio.

Pero aquí es donde debe la entidad recolectara de los cobros, el IDAAN, mandar el mensaje a sus cajeros para que no acepten pagos parciales en los recibos de la entidad, y exijan a los contribuyentes que se cancele el monto total, en donde va incluida la tasa de aseo. Solo así las empresas, que hoy ven mermadas sus entradas, podrán comenzar a operar con la solvencia necesaria para que el servicio sea de primer mundo.

El llamado queda hecho para que planifiquemos ese gasto y lo incluyamos en el presupuesto familiar, porque cumpliendo nosotros, la empresa tiene capacidad de respuesta para mantenerlos fuera de los peligros potenciales de mucha enfermedades. No seamos morosos por negligencia y por tratar de aplicar el “ juegavivo”, el pago de la tasa de aseo es tan vital como adquirir los alimentos para la familia. Cumplamos.

*Periodista.erluga@cwpanama.net