Temas Especiales

24 de May de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

CSS: buscan profundizar “Ley de la muerte”

En el 2005 el pueblo panameño encabezado por Frenadesso (Hoy Frenadeso), se lanzó a las calles a rechazar el proyecto de muerte que el g...

En el 2005 el pueblo panameño encabezado por Frenadesso (Hoy Frenadeso), se lanzó a las calles a rechazar el proyecto de muerte que el gobierno de Martín Torrijos imponía a sangre y fuego a la población panameña.

En heroicas jornadas de lucha se rechazaron las medidas paramétricas (aumento de la edad de jubilación, cuotas y densidad), la privatización de los servicios de la CSS, los mayores poderes y salarios que se les entregaba a Luciani (Director de la Caja en ese momento), el aumento de dieta a los miembros de la Junta Directiva, entre otros.

Igualmente se evidenció que la crisis que atraviesa la Caja ha sido generada por la aplicación de las medidas neoliberales que han provocado más desempleo, más informalidad laboral y menores salarios, afectando con ello la principal fuente de recursos de la institución, las cuotas. Igualmente se sustentó como los abusos de los gobiernos y empresarios contra la CSS, son las verdaderas causas del déficit del Programa de IVM.

Frenadesso, en representación del pueblo en la mesa de diálogo, propuso su anteproyecto de Ley de la Vida: « Por la salud y Seguridad Social de TODO el Pueblo », propuesta sin precedentes, donde se abordan integralmente los problemas de salud y seguridad social que tanto inquietan a los panameños.

Sin embargo, el PRD, la patronal y los adeptos en el palaciego Hotel Gamboa Resort deciden el modelo que regirá la seguridad social. En lo que se conoció como el Pacto de Gamboa, se comprometió el futuro de la salud y seguridad social de todo el pueblo, se impone la Ley 51, conocida como la “Ley de la Muerte”.

No podemos desconocer que la Caja de Seguro Social históricamente se ha convertido en “ Caja menuda de los gobiernos ”. Gran parte del problema de la institución es consecuencia de la intromisión de los gobiernos, que la han utilizado para dar repuesta a su clientelismo político. A ello se vienen sumando el apetito vorágine de la patronal, que ve en la privatización (hoy bajo la forma de externalización) la forma de hacerse de los recursos de los asegurados.

Es así como se viene reformando la Ley Orgánica de la CSS, por las diferentes administraciones de gobierno. El gobierno del cambio de Ricardo Martinelli, sin embargo, no cambia esta conducta, ya ha presentado su propio paquete de reformas dirigidas a seguir asaltando la seguridad social.

En la propuesta inconsulta, que ha sido presentada en medio del carnaval, con claras intenciones, los puntos más relevantes son privatización (externalización), aumento de la partida de libre discreción del director, traslado de partidas y contrataciones directas sin consulta, atentado a la estabilidad laboral.

Así, por ejemplo, se autoriza a Sáez-Llorens, director de la CSS, a autorizar los gastos que no excedan de 3 millones de balboas, la Ley 51 contemplaba 250 mil dólares; es decir, se amplia en 1200% la prerrogativa del director en el manejo de los recursos de los asegurados. Igualmente se le otorga prerrogativas para trasladar partidas sin previa aprobación de la Junta Directiva. En términos generales, Sáez-Llorens incrementa la hoja de ruta que le dejó Luciani.

La externalización también tiene apellidos, ya existen denuncias en medios de comunicación social que indican que una de las áreas a externalizar es el sistema de informática, en la cual varios altos ejecutivos de la institución, que devengan sueldos de 6 mil y más dólares, tienen vinculaciones.

¿De qué se trata? Otro gran asalto a los recursos de la CSS. Durante los últimos años se viene cuestionando fuertemente las diversas gestiones que han administrado la Caja, producto de la cantidad de anomalías en el manejo de los recursos de la institución.

Paralelo a ello, es evidente el deterioro creciente de la atención a los asegurados y sus beneficiarios: mora quirúrgica, desabastecimiento de medicamentos, insuficiencia de camas, limitados médicos por especialidad, demora excesiva para otorgar cupos de atención médica o para exámenes especializados, insuficiencia de equipos técnicos.

Rechazamos la reforma neoliberal de Martinelli, Sáez-Llorens y la patronal; denunciamos el silencio cómplice que una vez más asume la Junta Directiva de la CSS, en función de que se les incrementa la dieta por reuniones y comisiones.

Tal como señalamos en el 2005 la “ CSS es de los trabajadores y sus beneficiarios ”, lo que nuevamente nos colocará en las calles para impedir este nuevo paquete de reformas que atenta contra el derecho a la seguridad social y a la vida del pueblo trabajador.

*Secretario general del Suntracs.rologe54@yahoo.com