Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Centros deportivos en áreas indígenas

Pareciera un sueño, pero pronto en la comunidad de El Bale, Distrito de Ñurum, Comarca Ngöbe Buglé, en las tierras altas de Veraguas, se...

Pareciera un sueño, pero pronto en la comunidad de El Bale, Distrito de Ñurum, Comarca Ngöbe Buglé, en las tierras altas de Veraguas, se proyecta, atinadamente, la construcción, equipamiento y habilitación del CENTRO DEPORTIVO CULTURAL.

Esta idea representa una innovación y un hito histórico en la cultura y en el deporte, pues será un Estadio de Beisbol modelo enclavado en el corazón de la gente campesina e indígena.

Aunque pareciera una paradoja que semejante obra igual a cualquier estadio moderno como el de Chitré, David o Santiago se levante en un sector golpeado por la pobreza, no es menos cierto que se trata del despegue de un complejo cultural amarrado con la salud, educación, recreación, el turismo interno y nacional, pues se trata de promover el desarrollo general de la gente del campo, campesina o indígena, frente a los anti valores, la corrupción, el vicio y la violencia.

Cuando se siembra esperanzas en el campo, se estará recuperando la familia y la sociedad.

Lo interesante del proyecto, es que se ha impregnado de contagio positivo entre la gente, identificadas con el futuro. Debemos destacar que esta idea camina en torno al Centro Misionero de Nuestra Señora de Guadalupe, en El Bale de Ñurum, Comarca Ngobe. Es digno de mencionar que los Corregimientos de Cerro de Plata, Las Cruces, El Picador y San José, del Distrito de Cañazas; Agua de Salud, Guibales, Guayabito y El Bale, área comarcal, serán los beneficiados directos de esta obra, única en Panamá y, me atrevería afirmar, en Centroamérica o América Latina.

Indirectamente, estoy ligado a este Centro Religioso, pues asistí a la ceremonia de inauguración durante la jefatura de Monseñor José Dimas Cedeño, acto memorable, digno de recordar. Pero hoy día, tenemos que reconocer la obra titánica, misionera y visionaria del sacerdote Roberto González, quien es el autor de este proyecto integral por la cultura, la educación y la salud del hombre del campo.

No ha flaqueado en ningún momento y sigue moviendo resortes y tocando puertas, para culminar esta idea, con el aporte de Organizaciones Internacionales y locales. Pese a lo difícil que representa empezar una odisea en áreas apartadas, se ha avanzado en casi un 30%, por lo que, el pionero de la obra, espera inaugurar este sueño el 12 de diciembre del año en curso, Día de la Virgen de Guadalupe, con la presentación de la novena de Veraguas y otras Provincias.

Pues el estadio cumple con los requisitos oficiales, con drenajes, grama, parques familiares alrededor del mismo y todo cuanto constituya atractivos y novedades en el quehacer deportivo.

Este paso gigante que ha dado el Reverendo González, merece el apoyo decidido de Instituciones locales, de Pan Deportes, del Ministerio de Educación, MIDES y, por ende, del Gobierno Nacional. Permanecer con los brazos cruzados equivale a darle la espalda al progreso y al compromiso social. Construir sobre ideas, es construir para la comunidad y la eternidad.

*Periodista opinion@laestrella.com.pa