15 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

¿Sociedad civil?

No se trata de un debate nuevo ni mucho menos de una figura recién creada, por años se ha hablado y escuchado del término sociedad civil...

No se trata de un debate nuevo ni mucho menos de una figura recién creada, por años se ha hablado y escuchado del término sociedad civil. Pero, ¿qué representa la misma y quiénes son sus actores?, hacia allá va la interrogante, pues, en muchas casos hay personas que hablan y dicen representar a esta clase social, que normalmente no está enmarcada dentro de los partido políticos, pero sí participa activamente en las contiendas electorales, al emitir el sufragio y decidir los gobernantes que se eligen.

“ Como concepto de la ciencia política designa a la diversidad de personas con categoría de ciudadanos, que actúan generalmente de manera colectiva para tomar decisiones en el ámbito público que concierne a todo ciudadano de su sociedad fuera de las estructuras gubernamentales ”. En ese sentido, queda claro que se trata de la colectividad y aquí habrá otra interrogante, ¿esa colectividad de cuántas personas debe estar compuesta? Pueden salir tres o cuatro personas a decir que representan a esa colectividad que se encuentra interesada en un tema.

Por otro lado, cuando vemos el término Sociedad Civil , la misma no puede ser la que trata un tema en especial, sino aquella que se preocupa por la totalidad de los problemas que nos aquejan. Es decir, no podemos mirar la falta de carreteras, sin mirar la falta de seguridad ciudadana, no podemos solo criticar la corrupción, cuando tenemos a gente que no tiene empleo o pasa hambre. La sociedad civil, esa que se manifiesta y se preocupa por temas gubernamentales, muchas veces se sustrae de la solución de los problemas, por enfocarse en un solo tema, que es el que le puede brindar mayores titulares.

Quizás equivocados en el concepto, algunas personas afirman representar a la sociedad. Si miramos Panamá, cerca del 50% pertenece a un partido político y por algo se afilia, independientemente de si le resolverán sus problemas, creen que es el método y la forma de acceder a la solución de los problemas, el resto que se mantiene mirando desde la barrera, ¿puede llegar a llamarse sociedad civil?

Es cuestión de mirarlo ampliamente y no caer en sectarismos, pero lo cierto es que mucha gente, la gran mayoría que no participa en política, no le interesan los problemas nacionales y pasa olímpicamente de ser o formar parte de esa sociedad civil, pero sin querer, ve cómo personas dicen que los representa.

Ninguna democracia se sostiene ignorando la necesidad del pueblo, pero quienes consideren que tiene la legitimidad para representar a un sector, deben, por lo menos, tener un mínimo de legitimidad y representación, para decir que representa o es el vocero de la sociedad civil. Pues, la sociedad civil igual la componen los clubes cívicos, las iglesias, las asociaciones de padres de familia, los comités de calles o barriadas y cada uno a su manera tiene las formas de escoger a sus dirigentes. Así, pues, no en vano que se exija representatividad a quien quiera autodefinirse como el representante o vocero de sectores de la sociedad.

No es que estemos en desacuerdo con la fiscalización ciudadana, eso es algo que se impone, pero sí debemos tener claro que como ciudadanos, igualmente con derecho a fiscalizar, también tenemos el deber de ayudar a nuestros gobernantes a encontrar la solución de los problemas y no estar tan solo con el saquito de sal, para echarse a la herida, con tal de sacar créditos.

*Embajador de Panamá en Ecuador.roberto_ruiz_diaz@yahoo.es