Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Peajes soberanos

Intervención efectuada en la Audiencia Pública sobre las Modificaciones de los Peajes del Canal de Panamá el 1 de junio del año 2010 en ...

Intervención efectuada en la Audiencia Pública sobre las Modificaciones de los Peajes del Canal de Panamá el 1 de junio del año 2010 en el Auditorio Ascanio Arosemena.

Señores directores y administradores de la Autoridad del Canal de Panamá, Representantes de las empresas navieras, Público presente.

Me dirijo a Uds. con un saludo, como uno de los dueños del Canal de Panamá.

Esta obra fue construida y lograda su soberanía con el sudor, la sangre, la vida y la muerte de generaciones anteriores. Esta es una inversión en que Panamá pone su irremplazable posición geográfica, pone sus tierras productivas de siete millas a cada lado y el agua que debería ser para nuestra agricultura; cada barco que pasa se lleva lo que consume una ciudad en un día. El país se ha partida en dos, unidos por puentes con todas sus consecuencias. Corremos el riesgo de intervenciones bélicas y del terrorismo que nosotros no buscamos.

Nuestros profesionales y trabajadores están brindando un servicio eficaz, responsable y seguro. En los primeros 85 años casi no le produjo ingresos al país. Por los peajes reducidos como subsidio al mundo. Pero se benefició el transporte y el comercio mundial con grandes ganancias, según los productos transportados, por el ahorro de tiempo y combustible. Todavía actualmente la participación del Canal en la los precios finales de los productos transportados no pasa del 1%.

Al globalizar los mercados, ahora con nuevas regulaciones financieras, deben también globalizarse los beneficios. Con todos estos aportes y esfuerzos, es justo, razonable y necesario que el Canal reciba su participación en la cadena mercantil con un buen entendimiento, coordinación, comprensión y colaboración con las empresas navieras y el comercio mundial.

En el mundo capitalista pocas economías toman en cuenta a los clientes para fijar sus precios, ejemplo el petróleo. Son conocidos los altos costos del servicio que se brinda y las superaciones y ampliaciones con cifras conocidas y transparentes que ofrece la ACP.

Con todo lo expuesto, los aumentos de peaje son conservadores y que podrían estudiarse algunas fórmulas de ‘superar esos aportes’ de peaje, de común acuerdo con los usuarios; sustentados en las grandes ventajas de competencia ante otras rutas, por la baja rentabilidad que brinda la inversión de toda nuestra amplia estructura, las tierras y el agua que utiliza el Canal, y por la calidad y monto de los servicios a las valiosas cargas que por aquí pasan.

Consideramos que seguimos en ‘pro mundi beneficio’; y ya es tiempo de que el ‘mundi’ también nos dé beneficios. Los tratados de neutralidad pretenden condicionar los peajes, debemos recordar que eso fue impuesto por una dictadura, con exilados, sin libertades y sin Derechos Humanos.

Próximamente, ahora en libertad, con un nuevo canal ampliado pagado con prestamos que paga Panamá, es necesario un nuevo tratado de neutralidad moderno con garantía de seguridad por las Naciones Unidas, y normal y total soberanía económica, como todos los países. Todo el apoyo y confianza que le den los buenos clientes al Canal y el comercio mundial, con actualizada y participativa mentalidad, será para que el Canal siga siendo un canal seguro, responsable y rápido, en un Panamá mejor.

*Médico y ex ministro de Estado.grollap@cableonda.net