Temas Especiales

29 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Estado de las vías públicas

C uando somos amantes de la solución de los problemas que como panameños nos atañen, estos deben ser comentados, analizados y discutidos...

C uando somos amantes de la solución de los problemas que como panameños nos atañen, estos deben ser comentados, analizados y discutidos una y otra vez, con el propósito de que calen en la conciencia ciudadana y en especial que se adentren en la conducta y en la acción de los funcionarios. El tema que sirve de título, requerirá de varias entregas por lo amplio. En esta entrega me limitaré a los rellenos y compactación de las carreteras.

Los rellenos y su compactación existen de tres clases: a) Rellenos por sedimentación; b) Rellenos por asentamiento; y c) Rellenos por compactación mecánica.

El primero es un relleno en donde las aguas pluviales arrastran cantidades de tierra, la depositan en otro lugar y se compactan con las aguas lluvias sucesivas; el segundo, los rellenos por asentamiento, son aquellos en donde el hombre hace movimientos de tierra que deposita en cualquier lugar y se compactan también por medio de las aguas lluvias en forma natural; y el tercer relleno, es aquel en el que el hombre mueve cantidades de tierra y los compacta por medios mecánicos, los que, dependiendo del volumen del relleno, pueden utilizar neumáticos, rolas, martillos de aire y patas de cabra, que vendría a ser la más eficiente en los grandes rellenos.

Los martillos de aire son utilizados en los rellenos de acceso a los puentes con el propósito de evitar golpes en los estribos de dichos puentes, la compactadora por neumáticos es utilizada en la calzada, sobre superficies planas, como los materiales selectos y capa base, uso semejante se le da a la rola.

Los rellenos requieren materiales con humedad óptima. El exceso de agua convierte el relleno en hundimientos y resquebrajaduras de los pavimentos. Es oportuno acotar que antes de iniciar un relleno, se debe eliminar toda posibilidad de ojos de agua en la calzada, que de haberlos es de impositiva obligación desviarlos hacia las cunetas, no hacerlo contribuye a lo antes dicho, hundimientos y resquebrajaduras con perjuicios incalculables.

En el pasado, el mecanismo de desvío consistía en el desvío en forma de espina de pescado, se trata de una serie de canales partiendo del mismo ojo de agua, la canal central y ramales sucesivos hacia ambos lados. Estas canales se rellenaban con piedras de diferentes tamaños, después arena y sobre todos estos materiales paja seca y finalmente barro colorado. Ese era el sistema que utilizamos allá por los años cincuenta. Hoy existen sistemas modernos con materiales conocidos con el nombre de geotextiles, diseñados para tal efecto.

Los geotextiles tienen diferentes diseños, tejido y no tejidos y tienen simultáneamente varias funciones. Para la elaboración de los geotextiles se realizan los correspondientes análisis de la tierra para así después de los resultados correspondientes, mediante fórmulas se procede al diseño de los diferentes geotextiles. Con los materiales citados se deben construir mejores vías de comunicación, toda vez que está comprobada la eficiencia de tales materiales en la industria de la construcción de carreteras.

*EMPRESARIO.