Temas Especiales

28 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Con los zapatos del pueblo

E n su discurso de toma de posesión, el 1° de julio de 2009, el presidente de la República expreso: ‘Hoy, ante Dios que nos protege y mi...

E n su discurso de toma de posesión, el 1° de julio de 2009, el presidente de la República expreso: ‘Hoy, ante Dios que nos protege y mi país, estoy parado aquí, honrado por la confianza que el pueblo nos ha dado... Lo que celebramos hoy es prueba de que en Panamá la voz de cada ciudadano es escuchada... Y que los principios democráticos que nos unen, son más poderosos que cualquier diferencia. Este pueblo nos dio un claro mandato para traer un cambio a este gobierno, de arriba a abajo, y eso es lo que vamos a hacer... La costumbre de que los políticos ponen sus intereses personales sobre los del pueblo, se terminó’.

La semana anterior, el Ejecutivo amparado en el argumento de promover la aviación comercial, presentó ante la Asamblea Nacional un proyecto de Ley que modifica tres códigos y seis leyes. El paquete de reformas introducidas, y aprobadas por la Asamblea, contenía aspectos como la eliminación de sindicatos y la supresión del derecho a huelga, contemplados en el Código de Trabajo; pero además se plantean reformas a los códigos Judicial y Penal.

La ley violenta el espíritu de la Constitución y contradice los pactos internacionales firmados por Panamá como país signatario de convenios, de protección al medio ambiente.

De incumplir las obras públicas la presentación de estudios de impacto ambiental, presuntamente por tratarse de obras de carácter social, puede promoverse la depredación de áreas protegidas so pretexto de desarrollar turismo, minería o hidroeléctricas. La especulación por tenencia de tierras, generalmente se da en la figura de allegados partidistas, parientes o empresarios de alto nivel gubernamental, los cuales, utilizando la figura de donación de parcelas para obras públicas, logran jugosas utilidades producto de la especulación.

Otro aspecto a analizar seriamente es donde los agentes del orden público en servicio no podrán ser detenidos por la comisión de un delito. En diversas ocasiones agentes del orden público cometen abuso de fuerza y crímenes, extralimitando sus funciones, perjudicado y violentando el derecho ciudadano. Hemos manifestado, reiteradas veces, que se debe proceder a hacer un saneamiento de los organismos policiales, en atención a que dentro sus filas se han enquistado delincuentes. Lo expuesto permite sugerir mayor cordura y coherencia frente a acciones de indulto a delincuentes o policías, donde su actuar esté en tela de duda o se incumplan las normas instituidas.

Estas situaciones dejan un amargo sabor en la población, al observar que diversas organizaciones de la sociedad civil y colectividades, haciendo uso del derecho que confieren nuestras normas legales, fundamentadas en un régimen democrático se apersonaron a la Asamblea para participar en el debate legislativo y argumentar su rechazo frente al proyecto de Ley propuesto, encontrándose con una Asamblea a puertas cerradas, cuyo único fin era aprobar la Ley presentada por el Ejecutivo, sin importar las consecuencias, dejando atrás el ‘caminar con los zapatos del pueblo’ y el discurso de campaña del cambio.

*EDUCADORA Y ECONOMISTA.