Temas Especiales

26 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Razones para una búsqueda

Los motivos que inducen a las personas a ser voluntarios son muy variadas y, en la mayoría de las ocasiones, legítimas.

Los motivos que inducen a las personas a ser voluntarios son muy variadas y, en la mayoría de las ocasiones, legítimas.

Por hablar de grandes grupos podemos señalar las siguientes: Altruismo, Filantropía, Solidaridad; Compromiso político y participación ciudadana; Motivaciones religiosas.

Igualmente, tiempo libre; Huida de crisis y problemas personales; Conocimiento de otras realidades; Búsqueda de justicia social; Sentimientos de culpa; Búsqueda de relaciones humanas; Búsqueda de experiencia laboral; Búsqueda de límites y retos personales.

El voluntario es una persona que busca. A veces, las motivaciones de esa búsqueda son claramente positivas. Otras veces son dudosas, por no decir negativas. Pero lo cierto es que conocer los motivos reales de la persona que llega queriendo ser voluntario, incluso para ella misma, es muy difícil.

Por otro lado, raramente existe una sola razón.

Más bien se entreveran unas con otras y no es fácil delimitarlas.

Lo normal es detectar un conglomerado de sentimientos en los que el voluntario debe profundizar sin complejos de superioridad ni de culpa.

La motivación, sea cual sea, ha servido de pretexto para tomar la decisión. A partir de ese momento se ha de transformar en un trabajo serio acorde con unos objetivos y con una metodología que contemplen a la persona excluida como protagonista absoluta.

PROFESOR EMÉRITO DE LA UCM / DIRECTOR DEL CENTRO DE COLABORACIONES SOLIDARIAS (CCS).