Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Réplica de tabacalera

El viernes 13 de agosto de 2010, en la sección Opinión del diario La Estrella de Panamá, apareció publicado un artículo, de ochocientas ...

El viernes 13 de agosto de 2010, en la sección Opinión del diario La Estrella de Panamá, apareció publicado un artículo, de ochocientas palabras, intitulado ‘El cinismo de las tabacaleras’, cuyo autor es el analista político José I. Blandón C. British American Tobacco Panamá S.A., en ejercicio del derecho a réplica establecido en el artículo 2 y siguientes de la Ley 22 de 29 de junio de 2005 procede, por respeto a la opinión pública y a su imagen empresarial, a dar respuesta a las manifestaciones inexactas y agraviantes contenidas en dicha nota.

En un país como Panamá que cada día lucha por consolidar sus derechos constitucionales y sus principios democráticos, los diversos actores deben tener la posibilidad de expresar libremente sus ideas y opiniones. Quienes no coincidan con lo dicho o manifestado por otro, tienen todo el derecho de expresar sus puntos de vista ante la opinión pública. Cuando se tiene la razón, las diversas posiciones se plantean con respeto y consideración. El respeto a los demás, además de una regla de buen comportamiento social, no debilita en modo alguno nuestros argumentos. Generalmente, en debate de las ideas, no es necesario recurrir a la ofensa, a la diatriba o al vejamen para demostrar la propiedad y la verdad de nuestros dichos. Nuestro ejecutivo Federico Jenkins explicó, en un programa televisivo matutino de gran difusión, que las medidas drásticas que ha adoptado el Estado para frenar el consumo de cigarrillos no estaban dando el resultado deseado y que se ha incrementado el número de fumadores, pues, debido al contrabando, el producto es más barato.

Trabajos de investigación realizados por personas y organismos altamente reconocidos e independientes a nivel mundial, acreditan que regulaciones similares a las tomadas por Panamá no han logrado disminuir, en otras latitudes, el consumo de cigarrillos y, lejos de cumplir su finalidad, han propiciado el contrabando de productos derivados del tabaco. De otra parte, estudios formales de nuestra compañía, los cuales están a disposición de las autoridades, demuestran que al considerar los comportamientos actuales de ventas, se puede estimar que el volumen de la industria legal de cigarrillos disminuirá en un 50%, mientras que el consumo de productos de contrabando ha crecido hasta alcanzar más de un 50% del mercado, y con una tendencia a la alza significativa. En otras palabras, más de la mitad del tabaco que se consume hoy en Panamá, es de contrabando.

Respetuosamente creemos que las autoridades, los líderes de opinión y la población panameña en general, deben considerar el desmesurado incremento del contrabando de cigarrillos como un serio problema, al constituir una manifestación del crimen organizado. Sin embargo, tan lamentable circunstancia, ni de lejos, puede atribuírsele a nuestra compañía. Todo lo contrario, somos conjuntamente con los detallistas y los consumidores, uno de los principales afectados, por lo que estamos dispuestos a contribuir con el gobierno para la búsqueda de soluciones de consenso que coordinen esfuerzos en contra de este flagelo.

No exageramos respecto a la venta ilegal de cigarrillos, si el lector quiere comprobarlo, puede caminar por San Felipe —Mercado Público área del Terraplén, Calidonia y sus aceras, específicamente en Casa Miller, Mercadito, detrás de la Iglesia Don Bosco. Además, en las zonas de veredas de la avenida de Los Mártires, también conocida como 4 de Julio, Mercadito de Chorrera, área del Mercado Público Veranillo, alrededores del Mercado Público de Colón y en San Miguelito: En Tinajitas y Cerro Batea, allí encontrará miles y miles de cajetillas de cigarrillos contrabandeados, disponibles para cualquiera que quiera comprarlos, sin ningún tipo de restricción, y los puede adquirir sueltos, lo cual es también ilegal.

Por lo que se afirma de manera infundada en el artículo objeto de esta réplica y por el mensaje que pretende, debemos reiterar que British American Tobacco Panamá, S.A. es una empresa seria que se dedica a la comercialización de un producto lícito: La distribución de diversas marcas de cigarrillos que cumplen a cabalidad con las regulaciones establecidas por el Estado panameño respecto a advertencias sanitarias, publicidad, pictogramas y empaquetado, registros marcarios. Todas nuestras ventas son sistemáticamente reportadas a las autoridades, debidamente registradas y cumplimos con el régimen impositivo.

British American Tobacco Panamá es una empresa respetuosa de las leyes y regulaciones administrativas y tiene el interés de colaborar con el Estado para la protección del derecho a la salud.

Pretende, además, que puedan encontrarse soluciones, que garanticen la estabilidad económica y social de la industria legal panameña y de los miles de ciudadanos honrados que tienen en la industrial legal de tabaco su medio de sustento. Insultar y agraviar al mismo tiempo que se ignora la realidad, no va a cambiar la situación actual planteada y el contrabando continuará creciendo.