04 de Dic de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El ático

El ‘no voy’ intacto: Pasan cinco, seis, siete y más taxis, uno detrás de otro, preguntándole al pasajero para dónde va y respondiendo el...

El ‘no voy’ intacto: Pasan cinco, seis, siete y más taxis, uno detrás de otro, preguntándole al pasajero para dónde va y respondiendo el ‘no voy’ acostumbrado, sin el más mínimo sonrojo. NO les importa que se trate de una persona enferma, ancianos, mujeres cargadas con niños y paquetes. Ese es su ‘negocio’ y nadie los hace ir en dirección contraria a donde quieren ir. El usuario sigue siendo presa de un adormecedor sentimiento de impotencia ante la falta de una acción eficaz de las autoridades y una mejor actitud de los conductores de taxis, que no tienen cultura de servicio... ¿Quejarse, con quién, para qué?