Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Defensa de la Presidencia, la salud y la vulva

Cada día se publican más criticas a la forma en que se está gobernando. Por su metodología, sus sospechas de corrupción y su autoritaris...

Cada día se publican más criticas a la forma en que se está gobernando. Por su metodología, sus sospechas de corrupción y su autoritarismo. Pareciera que los asesores o no se atreven a asesorar, o vienen de estilos de gobierno ya rechazados, o son infiltrados para desviar al presidente con una estrategia maquiavélica, o son PRD que ya fracasaron, o definitivamente no son los mejores.

Chocar con los obreros, con los grupos ciudadanos, con los ambientalistas y con los aliados que les aportaron los votos; y hacer nuevas alianzas con oportunistas no confiables para supuestamente aparentar un partido gordo y desleal, es un error político de trágicas consecuencias, ya experimentadas por el PRD.

Los macroproyectos crean ganancias a los empresarios y talvez creen empleo. Pero hay que hacer un buen gobierno para las masas, para los trabajadores, para bajar los precios especialmente de los alimentos, apoyando a los productores del campo, crear empleos, modernizar la educación, dar pruebas evidentes de transparencia, que, más que un dueño de súper, sea un presidente de todos los panameños, y que el presidente esté con el pueblo y no con los explotadores. Las promesas presidencialistas serán ilusiones, porque las elecciones se ganan o se pierden según la eficacia de los gobiernos. La impunidad, la incapacidad del aparato judicial, el MP, los organismos anticorrupción y la falta de carácter, independencia y personalidad del Órgano Legislativo, y hasta de algunos ministerios, deterioran la imagen del gobierno. Dando la impresión de ineficiencia, docilidad y pasividad. Es lo que perciben sus amigos de la alianza que hicieron este gobierno.

—La crónica carencia de medicinas en la CSS no lo es solo de esa institución, lo es también de las farmacias privadas. Los causantes originales son las empresas distribuidoras de esos productos, que por ineficiencia incumplen sus compromisos con las farmacias y con las instituciones. Decimos ineficacia, para no afirmar que lo hacen para producir desabastecimientos y subir sus precios. Varios intentos de legislaciones se han efectuado para reducir los precios de los medicamentos y resolver la falta de cumplimiento de los distribuidores. Se quedan con la reducción de los impuestos y dan costos artificiales. También tienen seria responsabilidad las compañías productoras, sus exportadoras e intermediarias, que manipulan los precios según sus áreas de influencia y control de los mercados, distorsionando los precios en los diferentes países. Mientras ese negocio se siga manejando con la codicia y sentido comercial, existirán desabastecimiento y productos caros. Es preciso una regulación estricta de las importaciones institucionales, con la posible participación de organismos internacionales (OPS, OMS, UNICEF, PNUD). La Salud es un Derecho Humano, que tiene que estar por sobre los interés mercantiles.

—Existen indicaciones bien precisas para los tratamientos de las patologías de la vagina, la vulva y el útero. Colpoceles, Prolapsos, Incontinencias de aplicación habitual por los ginecólogos. Sus causas: por la no atención preventiva en los puerperios, tienen soluciones y prevenciones. Por otra parte, los organismos internacionales de Salud —OMS y ONU— prohiben toda intervención mutiladora sobre los órganos genitales externos de las mujeres.

En el mundo hay ocho millones de mujeres a las que se les han practicado mutilaciones de su vulva, amputaciones del clítoris, resección de los labios menores. Especialmente en países africanos, pero aun en ciudades como Nueva York.

El objetivo de esas prácticas es disminuir la capacidad de respuesta sexual de la mujer y se da por razones culturales o religiosas ancestrales. Las mujeres las aceptan desde niñas para poder conseguir maridos en la edad adulta, siendo una exigencia de los hombres. La vulva, el clítoris, el introito, los pequeños labios y el tercio inferior de la vagina tienen una exquisita inervación que tiene una directa relación como receptora de los estímulos y la respuesta sexual.

De allí la importancia de mantener la integridad completa de esos órganos vulvares. La forma y características de la vulva son personales y no existe ningún patrón estético. Por otra parte, ellos están perfectamente adaptados a su entorno como algo natural, no tienen por qué estar sujetos a modas, ropa u otros factores comerciales. A los hombres no les molestan sus genitales, siendo mayores. De allí que toda intervención mutiladora que extirpe órganos o parte de ellos está contraindicada por la OMS.

Son aceptadas las intervenciones que no mutilen Quistes de Bartholino, sección dorsal del capuchón del clítoris, cuando esté indicado para mejorar la respuesta sexual, condilomas, chancros, neoplasias. La reconstrucción del himen siempre ha existido, pero últimamente se hace innecesaria, porque ya casi no es requisito social. La vulva es importante en la función sexual, pero el órgano más efectivo es el cerebro y el más grande es la piel. Los factores psicosociales, como el amor, la seducción, el erotismo y el placer, definitivamente son los más valiosos para la felicidad y armonía de las parejas en un Panamá Mejor.

*MÉDICO Y EX MINISTRO DE ESTADO.