Temas Especiales

20 de May de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Aportes programáticos

Está claro para el país que el triunfo electoral del actual gobierno fue posible por la alianza programática de los partidos que la comp...

Está claro para el país que el triunfo electoral del actual gobierno fue posible por la alianza programática de los partidos que la componen. Valioso aporte fueron las masas y la organización panameñista, logradas con heroicas luchas contra las oligarquías y los entreguistas militares, junto a una tradición de acciones en favor de los más humildes del pueblo. Su ideología nacionalista y de justicia social ha sido la guía de todos sus programas y ejecuciones.

Solo mencionaré talvez las menos conocidas, como los Derechos de los Trabajadores a vacaciones, jornadas de 8 horas y el derecho a huelgas. Siempre han tenido prioridad en los postulados panameñistas: la Educación, confiando en la capacidad de la gente, la gran riqueza de los países pequeños de tamaño: concretando logros como; la universidad, la orquesta sinfónica, el conservatorio. Igual relevancia ha tenido la tierra. La tierra para los campesinos, con Reforma Agraria, Patrimonio Familiar, Apoyo Bancario.

La vertical posición nacionalista nos llevó a tomar medidas drásticas para defender las riquezas de nuestra posición geográfica. Se apoyó la lucha por la soberanía el 9 Enero 1964. Talvez se estuvo adelantando a la época. Se quiso convertir al país en el sueño de un país de primer mundo.

Por eso, ahora se insistió ante el directorio del partido sobre incluir el compromiso de mantener en la Alianza con los otros partidos hermanos, nuestros principios fundamentales y la defensa de los trabajadores, campesinos, los más humildes. En Educación se expusieron los concepto de: valores, relaciones humanas, participación de las familias, preparar a los docentes, utilizar a los medios de comunicación masiva como instrumentos educativos. En Salud reforzar la Red de Atención Primaria, albergues prenatales, reforzar las acciones preventivas, coordinar un servicio nacional de salud, unificando algunos niveles y descentralizando las ejecuciones. Bajar el costo de los medicamentos.

En economía. Dar apoyo efectivo, técnico, económico, a los campesinos y a las pequeñas empresas con reducción del costo de los insumos. Regular los costos de la energía. Que parte de las ganancias de los inversionistas y que se efectúen utilizando los beneficios de nuestra geografía, sean en parte importante reinvertidas en el país. Esto incluye el Canal de Panamá. Eliminar la violencia. La seguridad es un problema social donde influyen la familia, la educación, la TV, el desempleo y actitudes introducidas por la dictadura como el juegavivo y las armas. En lo administrativo la ineficiencia y la corrupción ameritan una reestructuración científica y medidas anticorrupción realmente efectivas. Reformas Electorales que deben aspirar a reducir al mínimo las influencias monetarias en la decisión popular.

Solo he pretendido replantear algunos elementos para destacar la participación del pensamiento de las bases panameñistas y que tienen actualidad.

Grandes proyectos están en proceso de ejecución, de algunos otros se esperan resultados. La eliminación de CONSALUD como servicio privatizado fue correcta, nunca debió haber existido. Cuando se construyó el Hospital San Miguel Arcángel se diseño para ser lo que es ahora. Los 100 a los 70 y las becas estudiantiles, aun siendo recomendaciones neoliberales paliativas, definitivamente alivian los efectos de la pobreza y son compatibles con el panameñismo.

Al margen de los objetivos y componentes programáticos, esta la metodología ultra ejecutiva de algunos funcionarios Primum non nocere, Primero no hacer daño. Enviar soldados a una concentración de trabajadores y dar orden de disparar perdigones fue una acción que ha merecido una justa crítica constructiva de la ciudadanía, inclusive los panameñistas.

Esas tácticas correspondieron a la dictadura. La ley 30, ahora muy debatida, llegó ahora a donde debió ir desde el inicio. La publicidad mediática ha demostrado ser eficaz. Sería mejor si se aprovechara en dar mensajes educativos en TV, vivenciales sobre civismo, urbanidad, etc. Las promesas parece que van en vías de realizarse, pero se esperan más empleos y medidas preventivas de la violencia. Algunas no se han cumplido aún. La canasta básica de alimentos no se ha logrado reducir, así como la seguridad alimenticia ni la productividad.

La macroeconomía está amenazada por la OECD, que insiste en eliminarnos como centro bancario internacional. Mientras los países marginales, no podemos influir sobre el costo de las importaciones ni sobre sus políticas migratoria. Un dólar débil nos encarece la vida. Pero Obama está siendo víctima de las reducciones, transferencias y quiebras capitalistas con todas sus trampas y negociados.

Los salvajes no entienden que el mundo es de todos y que todos debemos convivir. Por eso, aquí es importante, por el objetivo de la Alianza, una mayor participación programática y ejecutiva del pensamiento panameñista, para ser consecuentes con los electores, orientar metodológicamente las acciones con democracia y juntos caminar hacia un Panamá Mejor.

*MÉDICO Y EX MINISTRO DE ESTADO.