Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Gersán Joseph Garzón

Columnistas

Discriminación racial e imaginario social

El perfilamiento racial se ve expresado en el hostigamiento y criminalización de jóvenes y adultos en barrios pobres.

En el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, queremos hacer algunas reflexiones... La discriminación racial es toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, clase social, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública. 


El perfilamiento racial se ve expresado en el hostigamiento y criminalización de jóvenes y adultos en barrios pobres con alta vulnerabilidad social. La situación de subordinación, exclusión social, pobreza y vulnerabilidad tiene, en buena parte, explicación en las consecuencias de la colonización europea y el tráfico transcontinental de negros secuestrados y esclavizados, que ha tenido su proyección en este arco temporal de 500 años y sus efectos manifiestos en la sociedad contemporánea. 


Según el Grupo de Trabajo de Expertos sobre los Afrodescendientes, en su informe de 21 de agosto de 2013, luego de su visita oficial a del 14 al 18 de enero del 2013, señalaron: ‘El resultado de esos crímenes históricos es que los afrodescendientes se han visto en muchos casos, desde entonces, sujetos a formas diversas de discriminación racial, marginalización, pobreza y vulnerabilidad a la violencia. Muchos funcionarios públicos no reconocen esta situación. Existe la creencia generalizada de que Panamá es un crisol de razas, por lo que está muy difundida la negación de la existencia de discriminación racial’1. 


A pesar de la abolición de la esclavitud, el racismo y la discriminación racial mantienen vigencia, pero de forma naturalizada, solapada, disimulada, a este tipo de discriminación se le conoce como discriminación estructural ya que: ‘... hace referencia a reglas, normas, prácticas, pautas de actitudes y conductas tanto de instituciones como de otras estructuras de las sociedad, que constituyen un obstáculo para que determinados grupos o personas logren la igualdad de derechos y oportunidades. Este tipo de discriminación puede manifestarse abiertamente o estar oculta y puede ser intencionada o involuntaria’2. 


Existe en el imaginario social una visión, en algunos casos, prejuiciada de las personas negras, pues son percibidas con sospecha, temor y prejuicio; aspecto que dificulta su efectiva inclusión social. Este elemento, en una pluralidad de casos, es adoptado por los estamentos policiales que tienden a perfilar a los jóvenes negros e indígenas, que, en muchos casos, provienen de hogares disfuncionales, presuntos desertores escolares, con ingresos familiares por debajo de la línea de pobreza, habitantes de los llamados ‘ghettos’, que se constituyen en áreas de exclusión organizados de manera espacial. 


El uso de términos despectivos en el lenguaje refuerza los prejuicios hacia la comunidad afropanameña, mediante una construcción sutil y naturalizada, por ello el término ‘Congo’, que refleja una de las tribus africanas que fue secuestrada y traída a Panamá, se utiliza para denotar a aquella persona que es objeto de burlas o atropellos por parte de otra. Este trato discriminatorio se le dispensa también a la mujer negra, cuando se utiliza el término ‘culiprieta’, para denominar a la prostituta, siendo que el término ‘prieta’ es utilizado para designar a las personas negras. 


Denuncias a la Comisión Nacional Contra la Discriminación (CNCD), correo: comidiscriminacionpanama2002@gmail.com ECONOMISTA 1.- INFORME DEL GRUPO DE TRABAJO DE EXPERTOS SOBRE LOS AFRODESCENDIENTES ACERCA DE SU 12º PERÍODO DE SESIONES. 21 DE AGOSTO DE 2013. NACIONES UNIDAS, PÁG. 6.


2.- DEFENSORÍA DEL PUEBLO-ONU DDHH. ‘GUÍA PARA LA ATENCIÓN DE CASOS DE DISCRIMINACIÓN RACIAL O ÉTNICA’, PÁG. 10.