Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Paul Córdoba

Columnistas

De política, béisbol y otros hechos

A pocos días de las elecciones, las principales compañías encuestadoras en el país han puesto en evidencia un empate técnico

A pocos días de las elecciones, las principales compañías encuestadoras en el país han puesto en evidencia la existencia de un empate técnico en el primer lugar de preferencia, entre los candidatos de los partidos políticos más grandes, Cambio Democrático y PRD, seguidos muy de cerca por el Partido Panameñista.

No hay que ser un analista político de academia para darnos cuenta de que la elección está para cualquiera de los candidatos de los tres partidos arriba mencionados, por lo que equivale a decir: ‘se empató el juego en la novena’. En una situación como esta, de marcadores nivelados y donde se encuentra en juego la medalla de oro, los jefes de campaña hacen maña de todo lo que tengan a mano para lograr el objetivo de ganar y obtener ese empuje final que necesita su candidato.

Muchos pensarán que la solución a esté panorama complicado va a depender del bateo oportuno, otros tantos que de un excelente cerrador, muy pocos lo visualizarán integralmente, es decir, una combinación de las anteriores. Lo importante es que en esta parte del juego, se buscará cerrar echando mano de campañas sucias, promesas incumplibles o buscando el bateador ‘clutch’ (caso político situación favorable) que le permita lograr al menos cierto margen mínimo de ventaja.

Desde mi humilde visión, en el béisbol como en la política actual, la respuesta debe buscarse bajo el argumento del bateador oportuno, combinado de un buen cerrador. Por ejemplo, el bateador oportuno para muchos entendidos en materia de estadística sobre el béisbol no es fiable, porque siempre será bajo el valor de predicción al cual se puede llegar, jugando aquí la suerte un papel importante.

Ahora bien, supongamos que gran parte de la ciudadanía eligió a su bateador y que difícilmente a un mes cambie de opción, la prioridad de los candidatos y sus campañas deben enfocarse en crear las condiciones necesarias para que suene la famosa canción ‘Enter sandman’, con la cual nuestro Mariano Rivera entraba a terminar el partido y así alinear a los indecisos.

El problema que tienen los candidatos es que, todos tienen un discurso muy parecido, saliendo siempre a relucir la palabra cambio, en otrora apropiada por un sector que propugnaba cambios de raíz en toda la estructura social y que hoy me recuerda una famosa frase de la novela escrita por Giuseppe Tomasi di Lampedusa en 1957 El gatopardo: ‘Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie’.

Ese que ‘todo siga como está’, es seguir dando cuenta de la desigualdad de carácter estructural e inicua que existe en Panamá y que muchas veces se trata de esconder bajo el argumento de que somos, según el ‘índice de felicidad’, vecinos de Alicia y su país de las maravillas.

DOCENTE