Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Carlos Eduardo Rubio

Columnistas

¡Prohibido votar basura!

La palabra ‘Idiota’ empezó usándose en Grecia para un ciudadano privado y egoísta que no se preocupaba de los asuntos públicos.

Vienen elecciones muy ajustadas y determinantes para el futuro del país. Todos, incluyendo tanto los que laboran en el ámbito privado, como en el público, debemos despertar y darnos cuenta de que es la política la que nos va a direccionar hacia un país donde el crecimiento económico se transforme en desarrollo, o que nos estanquemos en el tercer mundo.

La palabra ‘Idiota’ empezó usándose en Grecia para un ciudadano privado y egoísta que no se preocupaba de los asuntos públicos. A nadie estoy insultando (idiota significa hoy otra cosa), pero debemos participar. Más concentración del poder, endeudamiento, debilitamiento en las instituciones, la falta de ética en la política, la corrupción y sobrecostos, y lo peor, la nula o poca participación de la gente buena, dejando el camino para que los malos nos gobiernen, auguran perder el país de oportunidades que aún tenemos, por más obras que construyan.

Sobre lo anterior: ¡No son las obras las que nos van a llevar a ser un país con desarrollo! Todos los ciudadanos tenemos que valorar tanto lo tangible como lo intangible, y lo que no podemos ver es a veces más importante que lo que sí podemos ver. Un buen gobierno es aquel que además de hacer obras (sin sobrecostos), soluciona problemas, gobierna democráticamente, garantiza la libertad, pero que principalmente fomenta la formación de buenos ciudadanos mediante una política educativa de calidad.

En base a lo anterior, Patria Verde, un movimiento sociopolítico, ha tomado el título de este artículo ingeniosamente transformando el ‘Prohibido botar basura’, es decir, la prohibición de tirar desechos en determinado lugar, por ‘Prohibido votar basura’, o sea, la prohibición de elegir pillos y maleantes en los puestos de elección.

Así las cosas, aprovechando que el poder público emana de pueblo, los buenos ciudadanos debemos unirnos para pasar factura a todos aquellos que le han hecho daño al país. En la lista están los corruptos que se han metido a la política, con el único afán de hacer negocio a costilla del pueblo.

Les recuerdo las palabras del papa Francisco: ‘Un dinero sucio se convierte en pan sucio para los hijos. Dios recomendó llevar el pan a la casa con nuestro trabajo honesto y no dar de comer a los hijos con pan sucio’. Robar al país es un ‘crimen de lesa patria’ que tarde o temprano nos va a traer una crisis no solo económica, sino política y social.

Por otro lado están los tránsfugas. Al igual que los corruptos, tampoco están en la política por las razones correctas y su posición política no será de ideas, sino donde esté el poder económico. Sus conciencias son dominadas por las partidas circuitales o los traslados económicos. Son muy buenos buscando votos (¿o comprando votos?), pero muy malos políticos, pues tienen muchos años en los puestos, pero pocos legados en la historia.

En fin, participemos en lo público y votemos a conciencia si queremos pasar de un país rico lleno de pobres, a un país con prosperidad, democracia, paz y libertad. Votemos por los mejores talentos y por personas que más que palabras, se destaquen por hechos. Que tengan propuestas viables y una lucha verdadera en contra de la corrupción y el transfuguismo. Solo así está asegurado un futuro para la Patria.

Este 4 de mayo, por un mejor futuro para Panama: ‘Prohibido votar basura’.

ABOGADO