Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Daivis Ariel Guerra Monterrey

Columnistas

La investigación criminal en Panamá (I)

Sin lugar a dudas la Policía Judicial de Panamá ha sufrido vertiginosos cambios, que no le han permitido madurar en su justa dimensión

Sin lugar a dudas la Policía Judicial de Panamá ha sufrido vertiginosos cambios, que no le han permitido madurar en su justa dimensión en capacidad científica e investigativa.

Primero, en la época republicana, en 1913, se constituyó la Policía Secreta con labores de investigación e información. En los sucesivo para el año 1941, a través de la Ley 72 del 18 de junio, evoluciona como Policía Secreta Nacional, bajo la dirección inmediata y directa del Ministerio de Gobierno y Justicia, esta vez con una dinámica de contrainteligencia, con el objetivo de prevenir atentados contra las instituciones del Estado y contra la Seguridad Nacional, pero lamentablemente en aquel momento se convirtió en el brazo represor del gobierno de turno y fue utilizado para vigilar, informar y perseguir a aquellos elementos opositores al mandatario.

Paralelamente a esta evolución de la Investigación Criminal en Panamá, desfilaron un sinnúmero de acontecimientos históricos, que van desde la Segunda Guerra Mundial hasta las luchas ingentes y heroicas para ponerles fin al enclave colonial en la Zona del Canal de Panamá.

En este mismo orden de ideas, se crea en 1960 el Departamento Nacional de Investigaciones, DENI, que entre sus tareas aparte de investigar los hechos delictivos, también estaban las labores de espionaje a personas con tendencias extremistas y así evitar que conspiraran contra el ‘régimen democrático’. Con estas características, esta institución estuvo muy lejos de ser el ideal de un servicio de investigación e inteligencia profesional, desvirtuando diáfanamente las pesquisas al servicio de un determinado grupo y por supuesto dejando estela de humillaciones y dudas que aún son soslayadas.

El derrocamiento de la dictadura en 1989 abre el marco para la instalación de un sincero sistema democrático, basado en la separación de los poderes y el respeto a los DDHH, dirigido por el recordado presidente Guillermo Endara, quien suprime, en 1990, al DENI por la Policía Técnica Judicial (PTJ), adscrita al Ministerio Público.

Para el año 2007 la Policía Técnica Judicial, sitiada por escándalos y actos de corrupción, es absorbida por la Policía Nacional y se convierte en la hoy Dirección de Investigación Judicial (DIJ). Sigue...

*DOCENTE UNIVERSITARIO Y EXDETECTIVE DE LA DIJ.