Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Daivis Ariel Guerra Monterrey

Columnistas

La investigación criminal en Panamá (II)

En hora buena el nuevo ministro de Seguridad, Rodolfo Aguilera, manifiesta su perspectiva de una fuerza policial más investigativa

El breve esquema histórico antes esbozado, nos demuestra que nuestro país hasta ese momento había adolecido de una organización con la plena capacidad y la integridad operativa para combatir a la delincuencia organizada.

Hoy, en hora buena el nuevo ministro de Seguridad, Rodolfo Aguilera, y también exjefe de la PTJ, manifiesta su perspectiva de una fuerza policial más investigativa.

Cabalmente, él sabe, como abogado y exdirector de la PTJ, que la policía judicial es inherentemente científica, que los detectives deben conocer cómo se observa una escena del lugar de los hechos, cómo se establece un modus operandi, cómo se levantan las huellas dactilares, entre otras actividades. A esta gama de competencias se le suma el conocimiento profundo sobre Derecho Constitucional, Derecho Penal y Derecho Procesal Penal, ahora con la instauración del Sistema Acusatorio en provincias centrales y lo cual aún representa un gran reto para la instalación en los otros circuitos judiciales. Además el detective-investigador debe colaborar en la construcción de la Teoría del Caso, basado en las hipótesis derivadas de su actuación y argumentadas en los buenos procesamientos de investigación criminal, apegados a la rigidez de los diversos protocolos existentes en las ramas forenses.

La conducción eficiente de la investigación, relacionada con los delitos, requiere de profesionales que fortalezcan a las instituciones de seguridad. Afortunadamente en Panamá existen universidades como UDELAS, que, ante la carencia de una Academia de Detectives como la que existía en la PTJ, incursionó y retomó diligentemente esta loable actividad de darle apertura a la Carrera de Investigación Criminal y Seguridad, que, sin temor a equivocarnos, ha aportado un capital humano profesional al campo laboral con carácter científico y alcance interdisciplinario. Lo que ha venido a representar un referente importante en esta área del saber.

Evidenciado está, ‘negar nuestra historia sería negar nuestra identidad’; cada uno de los acontecimientos brevemente descritos han coadyuvado de una u otra forma al robustecimiento de la Investigación Criminal en Panamá, pero no debemos perder de vista que la fuerza de la investigación radica en la preparación y en el poder distinguir la policía preventiva-represiva de la policía de lo criminal.

OPINION@LAESTRELLA.COM.PA

*DOCENTE UNIVERSITARIO Y EX DETECTIVE DE LA DIJ.