Temas del día

29 de Feb de 2020

Avatar del Mariela Sagel

Mariela Sagel

Columnistas

Feliz cumpleaños Canal

En medio de la búsqueda de las historias secretas del Canal, es urgente rescatar la materia de Historia de las Relaciones de Panamá con EE.UU.

El viernes 15 de agosto, en Panamá, y el mundo, celebramos los 100 años del primer tránsito por el Canal Interoceánico del vapor Ancón, en 1914. Muchos son los documentos gráficos, las conferencias, las producciones y las charlas que se están dando en torno a este importante centenario, así como las galas, conciertos y eventos que conmemorarán por todo lo alto el cumpleaños de esta monumental obra y brindarán por muchos años más por su vigencia.

History Channel presentó el anticipo de una serie, resaltando lo que los seres humanos que iniciaron la aventura de unir los dos océanos (los franceses) sufrieron al venir a un trópico voraz e impenetrable, donde las enfermedades no daban tregua. De la misma forma, la producción lleva a la realidad que Panamá era la provincia olvidada de Colombia, y las tropas, en medio de una guerra, no recibían ni pago ni municiones.

Los conjurados (así se les llamó a los que después conoceremos como próceres) tenían profundos sentimientos nacionalistas, pero pusieron en una balanza el futuro de un país emergente y la vialidad de construir una obra que uniría al mundo. De allí que se titule ‘Panamá, el país que unió al mundo’. Con algunas imprecisiones históricas, la serie está bastante bien realizada y las recreaciones de la dura batalla contra la naturaleza y la adversidad son impactantes.

Ya que estamos en un año de conmemoraciones (los 100 del Canal, los 50 de la gesta patriótica del 9 de Enero y los 25 de la invasión de Estados Unidos a Panamá), Apede inició en el mes de enero una serie de conferencias que ha reunido a aquellas figuras públicas que hayan tenido que ver con estos hechos y recientemente se celebró una en torno al Canal de Panamá.

No hay que olvidar que, así como la construcción de la zanja unió al mundo, separó al país y no fue sino por un gran acuerdo nacional y apoyo internacional que se logró reversar el tratado a perpetuidad Hay-Buneau Varilla.

Si bien el tratado Torrijos Carter permitió a los panameños entrar a la Zona del Canal en 1977 y empezar el desmantelamiento de la misma, las situaciones políticas que vivimos en la década de los años ochenta impidió que la transferencia fuera ordenada, y se tuvo que pisar el acelerador apenas ocho años antes de 1999, para cumplir con los plazos.

Independientemente de lo que haya hecho o dejado de hacer la Autoridad del Canal por dar a conocer sus bondades, —como se evidenció cuando se celebró el referéndum de la ampliación—, la administración total en manos de panameños ha demostrado ser muy eficiente y ha seguido un modelo de negocios que permite que el recurso más importante del país, que es su posición geográfica, sea usufructuado por esta obra de ingeniería y se mantenga al ritmo de las nuevas tecnologías.

En medio de toda esta vorágine de realce y de la búsqueda de las historias secretas del Canal, es urgente rescatar la materia de Historia de las Relaciones de Panamá con los Estados Unidos, porque de esa manera podremos discernir mejor cómo nos ha marcado esta obra de ingeniería portentosa.

Me tocó estar presente cuando uno de los expositores en un foro de APEDE, miembro de la Junta Directiva de la Autoridad del Canal, dijo tal cantidad de exabruptos en torno a la historia nacional, que empezaría por sugerir que se les aplique un examen a los que ingresan a trabajar en esa empresa, a fin de que tengan un mínimo de conocimientos sobre el tema.

Celebramos cien años de tener un Canal Interoceánico ante la amenaza de que los nicaragüenses inicien las excavaciones para construir uno. Como en la vida nadie sabe para quién trabaja, un gobierno presidido por el partido que más se opuso a los tratados fue al que le tocó recibir la administración en 1999 y el que ocupa hoy día la Presidencia, votó en contra de la ampliación.

*ARQUITECTA Y EX MINISTRA DE ESTADO.