25 de Sep de 2021

Marcelino Rodríguez

Columnistas

Arraiján y el Canal

Pero Arraiján existe desde 1551, cuando el emperador Carlos V ordenó al Comando Real ubicado en el Istmo la fundación de un pueblo agrícola

El distrito de Arraiján, que cedió parte de sus tierras para la construcción del Canal y áreas de reservas ecológicas, conocidas como Zona del Canal, convertidas en un territorio norteamericano administrado civil y militarmente por EE. UU., aún espera que esto, después de cien años de la apertura de la vía, redunde en beneficios para este noble y leal distrito fundado el 12 de septiembre de 1855.

Pero Arraiján existe desde 1551, cuando el emperador Carlos V ordenó al Comando Real ubicado en el Istmo la fundación de un pueblo agrícola entre el Monte Cabra y el Río Caimito, donde estaban asentados indígenas y otros procedentes de Nicaragua y Venezuela, cuyo testimonios reposan en los Archivos Nacionales.

Antes de la construcción del Canal, por Ley 32 de 1874 del Estado Soberano de Panamá, bajo jurisdicción de Colombia, los límites del Arraiján eran: 1- Con la regiduría de Santa Ana, (recordar que El Chorrillo no existía); 2- con la regiduría de Calidonia; 3- con el distrito de Gorgona y al norte, con el distrito de La Chorrera, por lo tanto es falso que el origen de su nombre se diga por el vocablo inglés ‘A Right Hand’, que quiere decir ‘a la derecha’, con la presencia norteamericana en Panamá.

Con los Tratados Torrijos-Carter aprobados en 1977, Arraiján tuvo la esperanza de que le serían devueltas las tierras que le pertenecieron o parte de ellas, pero fue creado el corregimiento de Ancón, distrito de Panamá, según el desaparecido escritor y periodista Lucas Bárcenas, quien además era corresponsal de la Estrella de Panamá.

Otras tierras revirtieron a Arraiján, pero las autoridades de 1977 a 1989 las convirtieron en un bolsón de asentamientos humanos, sin evitar el desorden sobre la misma, que hasta ahora no cuenta con terrenos para el desarrollo social, económico y cultural de la región.

Hoy, en los cien años del Canal, Arraiján sigue siendo un poblado de gentes humildes, con muchas necesidades, solo hay progreso para la capital, Panamá, y miles de beneficios para el mundo, menos para el distrito que fue mutilado para la magna obra universal, evento festivo donde el pueblo panameño no fue invitado, porque aún perdura en la mente de los oligarcas que los que lucharon por la soberanía son comunistas, ñángaras u otros epítetos que les decían a los patriotas, cuyo lema era ‘Panamá Soberana en la Zona del Canal’ .

*LICENCIADO EN PERIODISMO Y RELACIONES PÚBLICAS.