Temas del día

28 de Feb de 2020

Bolívar González

Columnistas

San Francisco de Asís

Nació en Asís, Italia, en 1182 y falleció en 1226. Dos años después de su muerte, en 1228, fue canonizado por el papa Gregorio IX

San Francisco de Asís
San Francisco de Asís

San Francisco de Asís, es el santo patrono de mi pueblo, La Tiza. Durante muchos años celebramos, por todo lo alto, una semana de fiesta que iniciaba el 8 de diciembre —día de la Purísima Concepción— con una misa campal, debido a que no teníamos iglesia. Fuegos artificiales la noche anterior y con ‘juegos de toros’ durante tres días, como era la tradición. Hoy día, el 8 de diciembre, como en muchos pueblos del país, es un día muy importante, porque celebramos el día de la Madre de Jesús, pero solo lo referente al tema religioso, era muy poco el fervor por el santo de los pobres y de los animales.

En 1955 asistí a una procesión muy bien organizada, por calles y callejones de este pueblo amado, que llevaba en andas la imagen del patrono San Francisco de Asís, misma que les había sido entregada a sus habitantes, cuando en 1913 los famosos temblores de tierra amenazaron la estructura de la iglesia de Santa Librada. Este hecho se debió a la atinada decisión del párroco de la época, quien ‘repartió’ la gran mayoría de los santos a los corregimientos más cercanos, con el propósito de preservar su integridad; resultando de maravillas, porque nunca los pueblos devolvieron a la santa iglesia de Santa Librada las imágenes dadas en resguardo.

Fueron varios los pueblos que cambiaron sus nombres y adoptaron el de sus santos, como el caso del Quema’o, que luego fue llamado San José, su patrono; el caso de La Teta, por el de Santo Domingo o el de Las Cabras por el de Santa Marta, entre otros.

El propósito de la procesión era el de marcar el sitio en donde se construiría la iglesia de San Francisco de Asís, en la plaza de La Tiza. Sitio de una gran belleza y amplitud; mismo que contó con el beneplácito de todos los asistentes; fue bendecido por el párroco de Las Tablas, porque precisamente La Tiza pertenece a esa parroquia y al hecho que es un corregimiento del distrito de Las Tablas.

Grande fue mi sorpresa cuando un año después el lugar seleccionado había sido utilizado por su dueño para un local comercial. Todo se debió a un mal manejo del comité encargado de la selección del lote, al no haberle consultado e informado respecto al deseo del pueblo de construir la iglesia en su terreno; asunto que ayudó a resolver muy fácilmente el párroco Celestino Díaz y Cabana, cuando anunció que cualquier sitio que llenara los requisitos mínimos para la construcción de una iglesia, sería bueno.

Don Anastasio González González, hombre de iglesia y de credibilidad, ofreció, junto con su esposa María Lina, un terreno plano en donde otrora existía la casa de uno de sus hijos que emigró a la capital, a la entrada del pueblo y a orillas de la carretera principal. El 20 de enero de 1957 se bendijo el sitio colocando la primera piedra de la que hoy es una de las más hermosas iglesias del distrito de Las Tablas, la iglesia de San Francisco de Asís en La Tiza.

Es muy justo reconocer que gracias a las acciones, al arduo trabajo emprendido por el profesor Bolívar De Gracia, quien fundó el conjunto folclórico Aires Tableños, mismo que se pasió por todo el país y parte del mundo, con el solo propósito de obtener fondos para la construcción de esta iglesia. Gran parte de la comunidad apoyó con trabajo físico la construcción de esta hermosa obra orgullo del pueblo ticeño. La inauguración de la iglesia se llevó a cabo con la primera y única celebración que contó con una ‘fiesta de toros’. Más de cincuenta años han transcurrido luego de aquel acontecimiento y hoy lo recordamos por su gran vistosidad, alegría y participación folclórica de todo un pueblo que fue acompañado por sus vecinos. Los bailes populares fueron amenizados por el novel acordeonista Roberto ‘Papi’ Brandao, artista estelar del conjunto Aires Tableños.

Cada 4 de octubre La Tiza se viste de gala para celebrar la fiesta, luego de la procesión de la noche anterior, celebrando con rezos, misa solemne cantada, actos culturales y fuegos artificiales, las patronales del santo cuyo lema era el amor a Dios, a la pobreza y a la alegre fraternidad.

Como cantor y poeta, San Francisco de Asís influyó con su obra en la poesía mística española. Nació en Asís, Italia, en 1182 y falleció en 1226. Dos años después de su muerte, en 1228, fue canonizado por el papa Gregorio IX.

*ESCRITOR, FOLCLORISTA Y COMPOSITOR.