Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Yolanda I. Crespo D.

Columnistas

Sumisión... de Michel Houellebecq

El día que salió a la venta la primera edición de Sumisión, dos fanáticos islámicos perpetraron la matanza contra el semanario Charlie Hebdo

‘Si el islam no es político, no es nada'.

Michel Houellebecq (1958) es ingeniero agrónomo, poeta, novelista, ensayista, director de cine francés.

Autor de las novelas: Ampliación en el campo de batalla (1994) éxito de ventas, Las partículas elementales, considerado el mejor libro francés, Lanzarote, Plataforma lo convierte en una celebridad por su posición frente al terrorismo, su islamofobia, La posibilidad de una isla, El mapa y el territorio (Premio Goncourt).

El día que salió a la venta la primera edición de Sumisión, dos fanáticos islámicos perpetraron la matanza contra el semanario Charlie Hebdo, uno de sus mejores amigos murió en el atentado. Houellebecq ha recibido amenazas islamistas, que le obligan a llevar escolta después del incidente Hebdo.

Sumisión no es una obra contra el Islam, sino una radiografía de la crisis moral europea, la manipulación económica, el libertinaje, el vacío existencial, personificado por François, misántropo, docente universitario mediocre, cuarentón, solitario, obsesionado con el sexo, escribió su tesis sobre el escritor francés Joris-Karl Huysmans, cuya obra expresa un profundo pesimismo, disgusto por la vida moderna. Casi todas sus relaciones sexuales tuvieron lugar con hetairas.

Frustrado, todas sus amantes lo abandonaron. El catedrático ha perdido su trabajo, por no ser musulmán, sus padres han fallecido, perdió el interés por la investigación. Su amante Miriam, una joven hebrea, se despide de él por temor al antisemitismo, debido a los profundos cambios sufridos por la sociedad francesa en el año 2022. Ante la amenaza de tener un presidente musulmán, viaja a Israel con su familia. Perdió a Miriam, porque era demasiado independiente. Tienen una tórrida relación sexual, abundan descripciones de un erotismo crudo, pornográficas. Obtiene placeres sexuales con meretrices y mujeres fáciles.

El presidente islamista Mohammed Ben Abbes, líder de la formación islámica moderada, gana las elecciones. La educación llega a ser obligatoriamente religiosa, excluyendo a las mujeres y no musulmanes. El presidente electo se declaró influido por el distributismo, durante la campaña presidencial. Un príncipe árabe compra La Sorbona. Una vez que el régimen islámico se instala en Francia, las mujeres dejan de trabajar, se dedican a la familia.

Houellebecq muestra una visión amoral de la explotación sexual del Tercer Mundo y de las miserias afectivas de la vida contemporánea. Misógino, decadente, reaccionario. Su madre, la señora Houellebecq, fue musulmana durante cuatro años. Presenciamos la decadencia de Europa, la cumbre de la civilización humana se ha suicidado. Lo peligroso no es el Corán, sino la interpretación que han hecho de él.

‘Es la sumisión. La idea, asombrosa y simple, de que la cumbre de la felicidad humana reside en la sumisión más absoluta'.

‘Le proponen regresar a la universidad con un sueldo superior, pero hay una condición'. La conversión al Islam. Después, del Lunes de Pascua, en presencia de una decena de testigos, François pronunció la fórmula ritual de conversión al Islam.

Se reintegra a la docencia en la Sorbona, ahora con un mejor sueldo, una casamentera le encontrará una joven sumisa como esposa. Las alumnas se cubrían con el velo, parecía un claustro, el Islam no había inventado la poligamia, había contribuido a reglamentar su práctica; no se hallaba en el origen de la lapidación ni de la ablación; el profeta Mahoma consideró la liberación de los esclavos.

El mecanismo de la gloria es lento. En el Islam la creación divina es perfecta, El Corán es un inmenso poema místico de alabanza al Creador, exalta la sumisión a sus leyes, está compuesto de ritmos, rimas, estribillos, asonancias. Reposa sobre la idea básica de la poesía, una unión de la sonoridad y del sentido del mundo, preconiza la sumisión del hombre a Dios.

El Islam se fundamenta en los hombres, sumisión a Alá Todopoderoso, el sometimiento de la mujer, respeto a los ancianos, la limosna, el ayuno y el peregrinaje a los lugares santos.

PSICÓLOGA, ESCRITORA Y DOCENTE UNIVERSITARIA.

—BIBLIOGRAFÍA: MICHEL HOUELLEBECQ, SUMISIÓN, EDITORIAL ANAGRAMA, BARCELONA, MARZO, 2015.