Temas Especiales

27 de Jun de 2022

  • Avatar del Modesto A. Tuñón F.

    Modesto A. Tuñón F.

Columnistas

Patadas corruptas

La CONCACAF agrupa a las federaciones de este deporte en Centro y Norteamérica, así como en el Caribe

Patadas corruptas
Patadas corruptas

La opinión pública mundial ha sido conmovida con la información amplia y detallada. Operativos policiales en Ginebra, Suiza, y en Miami, Florida, han ocasionado la apertura de procesos legales contra 14 directivos de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) en la capital europea y el cierre de sus instalaciones en la ciudad estadounidense donde opera la poderosa sede regional del norte del continente.

La CONCACAF agrupa a las federaciones de este deporte en Centro y Norteamérica, así como en el Caribe. Siete personas han sido encausadas y, al igual que en Europa, son acusadas de pertenecer a una extensa red internacional que, a través de amañar partidos, de extorsionar, dar coimas y estimular la corrupción, han logrado durante 25 años un sistema paralelo para crear una infraestructura de cohecho en esta actividad.

Según los entendidos, no es una noticia de última hora, pese a la sorpresa causada por las acciones judiciales en ambos escenarios. Acusaciones de vieja data de los astros Maradona, en Argentina, y de Platini, en Francia, al igual que otras, demuestran que las quejas sobre el enrarecimiento de la atmósfera de los estadios y la gestión, tenían asidero y existían prácticas que ponen en duda las políticas trazadas por los directivos de la organización planetaria.

Un comentario del ministro del Interior y Asuntos Exteriores de Singapur, Masagos Zulkifli, es esclarecedor sobre tales acontecimientos: ‘... los delincuentes se adaptan rápidamente y se aprovechan de las ventajas de la globalización, así como de las lagunas normativas que pueda haber. Esto ha llevado a que hoy en día la policía se enfrente a nuevos retos delictivos que son cada vez más complejos y están cada vez más entremezclados', afirmó.

Resulta paradójico que las competencias, cuyo objetivo es rendir homenaje a las posibilidades humanas en cuanto a velocidad, fuerza, destrezas individuales y colectivas, puedan caer en acciones que pongan en entredicho tales propósitos. En muchos países, existen casos excepcionales que manchan los resultados o los hitos logrados por los deportistas, pero el alcance de los posibles delitos en la FIFA crean la preocupación de las audiencias.

Los problemas en este ambiente se tipifican en dos esferas, la competición y la gestión. En el primer caso, los peligros son el dopaje y amañar los partidos. En el segundo, el soborno y la manipulación electoral. La organización internacional I Trust Sport considera que, aunque el deporte puede ser una fuerza positiva, por desgracia, la corrupción impide a veces ‘alcanzar su pleno potencial para beneficiar a los individuos y la sociedad'.

También el béisbol estadounidense se ha visto sacudido en los últimos años por asuntos vinculados al uso de sustancias prohibidas y la creación de estructuras musculares en forma artificial por la aplicación de anabólicos, que sintetizan las proteínas corporales. En el fondo, existe la exigencia de alcanzar resultados exitosos, no importan los medios utilizados ni las consecuencias; es Maquiavelo llevado a las competiciones.

En el caso de la FIFA, las autoridades de Justicia de EE.UU., formularon cargos por el alcance de las actividades ilegales que utilizan al sector bancario local como facilitador de flujos monetarios. Por otro lado, en Europa, las agencias de investigación siguen la pista a las formas como fueron seleccionadas las próximas sedes de los campeonatos mundiales en Rusia (2018) y Qatar (2022), entre otras acciones sospechosas.

Las opiniones generadas en los diferentes continentes sobre estos penosos incidentes tienen tintes particulares. No hay consenso sobre la delicada situación, a juzgar por el triunfo electoral de quien encabeza este organismo —que sorpresivamente renunció ayer—. Se ha empañado la grama de los estadios y la confianza, como saldo; esto pone en peligro el futuro deportivo y ético de la competencia que apasiona por igual a una amplia colectividad en todo el mundo.

PERIODISTA Y DOCENTE UNIVERSITARIO.